Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

44 oraciones y frases con carece

Las oraciones con carece que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar carece en una frase. Se trata de ejemplos con carece gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar carece en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • A pesar de la variedad de posiciones y gestos, carece de movimiento.

  • Al creer en la reencarnación, cada individuo carece de un valor absoluto.

  • Así, cualquier intento de periodización carece de validez general: la tradicional división del Gótico en preclásico, clásico, radiante y flamígero puede ser aplicable para la arquitectura de Francia, pero no para la de Inglaterra o Italia, y menos aún para la escultura o la pintura.

  • Así, eliminaba también el problema de la comunicación de las sustancias, pues si solo hay una sustancia, la divina, todo está unido en Dios y carece de sentido la pregunta sobre la relación entre cuerpo y pensamiento en el ser humano; estos no son más que atributos de Dios, que se mani fi estan en modos de ser concretos y diversos.

  • Así, Heisenberg ya señaló que aquello que no es observable físicamente carece de significado científico, originando así una descripción probabilística del mundo atómico.

  • Carece de agua y, debido a su pequeña fuerza de gravedad, no puede retener gases con los que constituir una atmósfera.

  • Carece de ribosomas en su membrana.

  • Carece de tribuna, lo que explica la limitada altura del conjunto.

  • Carece, por tanto, de correspondencia con la ligereza y el lujo del interior.

  • De este modo, la persona carece de valor en sí misma; ni siquiera es responsable de lo que le ocurra: es el resultado de vidas anteriores.

  • Desde esta perspectiva, el ser humano carece de un bien que se corresponda con su modo de ser.

  • El espacio interior, por último, dividido y bloqueado por muros, carece de correspondencia con el aspecto exterior, unitario y coherente.

  • El material del que estás hecho es blando y ojo, carece de resistencia, y su energía depende de la oxidación ine ciente del material orgánico.

  • El performance en general no cuenta con la participación activa del espectador y está más próximo a la actividad teatral, aunque es más informal, pues carece de un argumento fijo y una representación estructurada.

  • En cambio, el Pórtico de la Gloria de Santiago, aun siendo algo posterior (finales del siglo ) y más avanzado en algunos aspectos, carece de continuidad en la escultura gótica española, por lo que se considera más correcto estudiarlo dentro del arte románico.

  • En efecto, el ser humano tiene menos protecciones naturales contra la intemperie, como el pelo; carece de órganos naturales de ataque y de huida; es superado por los animales en la agudeza de sus sentidos; sus manos, pies y brazos apenas poseen adaptación: es decir, carece de ajuste orgánico a un hábitat ecológico definido.

  • En efecto, si no hay un mismo sujeto del que afirmar o negar algo, carece de sentido razonar.

  • Es el caso de quien está preso en la cárcel, de quien carece de libertad de movimientos.

  • Es fuerte, voluminoso y sobrio en decoración: la columna carece de basa, el fuste es robusto (su altura oscila entre cuatro y seis veces el diámetro inferior) y con aristas vivas, y el capitel es muy sencillo, formado por un equino en forma de cojín y un ábaco cuadrado.

  • Este pórtico, clásico y con columnas de orden corintio, carece de conexión armónica con el resto del edificio.

  • Hombre masa: aquel que carece de proyecto vital, no se exige y vive una existencia mediocre.

  • La Alhambra, como todos los palacios islámicos, presenta ciertos rasgos peculiares: carece de fachadas ostentosas, pero sus interiores son lujosos, confortables y refinados; las estancias se articulan en torno a patios interiores y se yuxtaponen sin un sentido claro de ordenación espacial; y los límites entre edificación y naturaleza tienden a difuminarse.

  • La escultura dieciochesca, considerada en su conjunto, presenta una producción abundante, pero carece del interés de otros periodos anteriores y anuncia lo que será su estancamiento a lo largo del siglo, por su estrecha vinculación a la estatuaria de tradición clásica, en contraste con el empuje innovador de la pintura o la arquitectura.

  • La parte central carece de efecto magnético (zona neutra).

  • La representación del tema carece por completo de toda idealización religiosa.

  • Los mostachos de los muertos hacen pensar que se trata de soldados franceses, pero esto carece de importancia porque Goya denunciaba por igual la violencia de ambos bandos.

  • Para el de Cusa, esta pregunta carece de sentido, ya que los conceptos opuestos —como sabio e ignorante— los ha formado una inteligencia fi nita y solo se pueden atribuir a los seres creados, también fi nitos.

  • Para los escépticos, es iluso pretender que las ciencias alcancen conocimientos verdaderos y, por consiguiente, carece de sentido la existencia de una ciencia primera, necesaria e incuestionable.

  • Pero el Partenón presenta algunas peculiaridades: en primer lugar, no se concibió como un templo cualquiera, pues carece de altares para sacrificios en el exterior, sino como marco arquitectónico para guardar una magnífica joya, la Atenea crisoelefantina de Fidias, regalo del pueblo ateniense a su diosa en señal de agradecimiento por su victoria sobre los persas; en segundo lugar, el estanque situado delante de la estatua, aparte de la finalidad práctica de mantener la humedad e impedir que se agrietara el marfil, captaba la luz y reflejaba la estatua mostrándola aún más grandiosa.

  • Pero, a diferencia de la obra de Caravaggio, la escena carece por completo de dinamismo.

  • Por eso, debemos tomar en serio la propia tradición, haciéndola nuestra, para poder apreciar sus valores y abandonar aquello que realmente carece de valor, para liberarnos de lo que podría corresponder a la situación de otros tiempos, no a la de los nuestros.

  • Por hombre masa entiende aquel que carece de proyecto vital, no se exige, no piensa en mejorar, cree que solo tiene derechos y no obligaciones; en síntesis, conduce una vida mediocre.

  • Representación del espacio tridimensional Este mosaico, como todos los bizantinos, carece de profundidad espacial.

  • Rocas calizas Rendsina Es un suelo básico, de poco espe sor; también carece de horizonte B. Se desarrolla en climas diversos.

  • Si Dios no existe, la vida carece de esperanza: el dolor es un puro sinsentido.

  • Si Dios no existe, la vida carece de esperanza.

  • Sin embargo, posteriormente a fi rmaría que el mal carece de entidad y, por lo tanto, solo puede ser defecto o privación de ser.

  • Su interior carece de muros portantes, lo que permite una libre disposición de pisos y plantas, que se pueden transformar según las necesidades de cada momento.

  • También responde al espíritu barroco en cuanto que carece de correspondencia con la ordenación interior del edificio y atiende prioritariamente a su imagen exterior.

  • Tampoco era posible probarla a partir de la idea del yo, ya que esta carece de materialidad y extensión.

  • Un átomo está extremadamente vacío: la mayor parte de su volumen carece de materia.

  • Un átomo está tremendamente vacío: la mayor parte de su volumen carece de materia.

  • Y en la medida en que el arte carece de valor, cualquier manifestación puede ser una obra de arte, desde un gesto o una actuación hasta un objeto prefabricado.

  • Y es que, en general, la mayor parte de los materiales carece de un componente magnético observable.