Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

27 oraciones y frases con capilla

Las oraciones con capilla que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar capilla en una frase. Se trata de ejemplos con capilla gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar capilla en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Ante la a fl uencia masiva de peregrinos, que acudían a visitar las reliquias de ciertas iglesias –en especial las del Camino de Santiago–, surgieron las denominadas iglesias de peregrinación, cuyas naves laterales se prolongan por detrás de la capilla mayor, creando un deambulatorio o girola, al que comunican pequeñas capillas semicirculares.

  • Asimismo, llama la atención el lenguaje de los gestos, en particular el de la mano de Jesús, que recuerda la de Dios creando a Adán en la Capilla Sixtina, y que se repite en la de San Pedro y en la del propio San Mateo, señalándose a sí mismo con sorpresa.

  • Capilla de Notre Dame de Haut, en Ronchamp (Francia), de Le Corbusier.

  • Cuando las piedras fueron lanzadas desde las cata- pultas y se acercaban a la capilla de la santa virgen María, que estaba dentro de la cueva, ellas volvían a quien las había lanzado y violentamente mataban a los caldeos [...].

  • De este modo, las dos figuras se destacan en la semioscuridad de la capilla y los rayos dorados parecen ser la verdadera fuente de iluminación.

  • Dentro de él esta capilla era su oratorio privado y un relicario arquitectónico que albergaba un fragmento de la capa de San Martín (la «capella», de donde procede el término de capilla).

  • Destaca en particular la capilla mayor de la cabecera, elemento autónomo convertido en un gran espacio central cubierto por cúpula.

  • El conjunto representa el más claro ejemplo de fusión de escultura y arquitectura, característica de la obra de Bernini: la capilla se convierte en un escenario teatral que enmarca la representación dramática del grupo escultórico, iluminado de forma efectista por una luz que penetra por la vidriera amarilla oculta tras el frontón.

  • El cuerpo de la capilla es un gran prisma que soporta una amplia cúpula encamonada sobre tambor octogonal, rematada con una linterna.

  • El juego de luces y sombras, estas siempre hacia la izquierda, en correspondencia con la fuente de luz real de la capilla a que iba destinado el políptico, iluminada por ventanales situados a su derecha.

  • El renacimiento carolingio fue más importante en el plano literario que en el artístico, pero en arquitectura se establecieron tres modelos que tuvieron un gran desarrollo posterior: la capilla palatina, la iglesia con un destacado cuerpo occidental ( westwerk ) y la organización espacial de los monasterios.

  • El templo funerario, en el lado oriental de la pirámide, que equivalía a la capilla y el serdab de las mastabas.

  • En cuanto a su composición, las figuras de la anciana y la hilandera de espaldas están inspiradas en las posturas de dos desnudos de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel.

  • En el atrio de la casa se construía una pequeña capilla llamada lararium, donde estaba el fuego de la casa y se depositaban pequeñas figuras de fango o cera que representaban al dios del hogar ( lar familiaris ) y los dos dioses de la despensa ( penates ).

  • En el muro oriental del transepto se abren cuatro capillas, dos a cada lado; y en la girola, otras cinco radiales, de las cuales la central, más antigua y conocida como capilla del Salvador, es más compleja.

  • Formaba parte de un encargo del Cardenal Cornaro, que consistía en remodelar el brazo izquierdo del transepto de la iglesia de Santa María de la Victoria, en Roma, para convertirlo en su capilla funeraria.

  • Inocencio X tenía su palacio en la Plaza de Navona, espacio ocupado en la antigua Roma por el estadio de Domiciano (de ahí su forma tan peculiar), y encargó a Borromini la terminación de la iglesia de Santa Inés, la capilla familiar, que debía convertirse en el elemento dominante de la plaza.

  • Investiga sobre este tema (visita, por ejemplo, el enlace de la Capilla Sixtina en la web del Vaticano).

  • La fe ha sido fuente inagotable de temas para los artistas en pintura —el claustro de San Isidoro de León, la Capilla Sixtina—, en música —el canto gregoriano, las cantatas de Bach—, en literatura —poemas y autos sacramentales—, en escultura —las obras de Bernini o de Pedro de Mena—, en arquitectura —las catedrales—, en arte litúrgico —orfebrería y platería— etcétera.

  • Miguel Ángel pintó en la bóveda de la Capilla Sixtina los relatos de la Creación.

  • Por otra parte, todo el conjunto tiene un intencionado carácter teatral puramente barroco: la historia se desarrolla dentro de una estructura arquitectónica de líneas quebradas y curvas, a modo de escenario, y en las paredes laterales de la capilla sendos relieves simulan palcos en profundidad desde los que se asoman diversos espectadores –los miembros de la familia Cornaro, que encargó la obra–, para contemplar el milagro como si se tratara de una puesta en escena.

  • Por último, cada capilla, ventana, columna o cualquier otro elemento hace referencia a diversos santos, instituciones o creencias de la fe católica.

  • Se inspiró en la bóveda de la Capilla Sixtina, como demuestra la parcelación del espacio mediante arquitecturas fingidas, con esculturas simuladas y grandiosas figuras desnudas.

  • Se le encargó para la capilla de una iglesia y narra el matrimonio de la Virgen, cuando contaba catorce años de edad.

  • Se trataba de la capilla funeraria privada de un burgués enriquecido, Enrico Scrovegni.

  • Surgieron así las llamadas iglesias de peregrinación, con transepto de igual estructura que el brazo longitudinal, cuyas naves laterales se prolongan por detrás de la capilla mayor, creando un deambulatorio o girola, a la que comunican pequeñas capillas semicirculares o absidiolos.

  • Tenía la forma de una pirámide truncada y su interior estaba compuesto generalmente de tres estancias como mínimo: La capilla, con la mesa de ofrendas.