Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

41 oraciones y frases con campesinos

Las oraciones con campesinos que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar campesinos en una frase. Se trata de ejemplos con campesinos gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar campesinos en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Algunos campesinos incluso decidieron trabajar como colonos sus propias tierras, cediendo la propiedad a un poderoso latifundista a cambio de protección.

  • Algunos historiadores han criticado que primara la fi nalidad fi scal sobre la reforma social, y se desaprovechara la oportunidad de repartir las tierras entre los campesinos que las habían venido trabajando, como proponían algunos contemporáneos.

  • Allí los campesinos se sublevaron y atacaron a la Guardia Civil, lo que justi fi có el envío de la Guardia de Asalto para restablecer el orden.

  • Cataluña, en cambio, para evitar la huida de los campesinos, los adscribían a la tierra como siervos y solo se les permitía abandonarla mediante la compra de su libertad (eran los payeses de remensa o campesinos de redención).

  • Dafnis y Cloe, al nacer, fueron abandonados por sus padres, y acogidos y criados por dos familias de campesinos con el fin de que se convirtieran en pastores de cabras y ovejas.

  • De este modo, la zona norte de Cataluña, donde se concentraba la mayor parte de este tipo de campesinos, dejó de ser un foco de con fl ictividad social.

  • De hecho los campesinos fueron los grandes sacri fi cados de las reformas liberales, ya que no se reconocieron sus derechos sobre las tierras señoriales ni se les facilitó el acceso a las propiedades desamortizadas, lo que explica su oposición al régimen y el apoyo de algunos sectores a la causa carlista.

  • Desde la Edad Media, los propietarios feudales catalanes habían cedido el disfrute de la tierra a los campesinos en contratos perpetuos o a muy largo plazo a cambio de una renta fi ja ( censos en fi téuticos ).

  • Dos hechos, sin embargo, llaman la atención en cuanto a la composición de estas Cortes: en primer lugar, que no había ni un solo representante de las clases populares, aunque los campesinos desempeñaban un papel fundamental en la lucha contra el invasor francés; y en segundo lugar, que los representantes de los territorios americanos habían sido designados entre los originarios de dichos territorios que se encontraban en Cádiz en ese momento, casi todos ellos miembros de una exaltada burguesía liberal.

  • El seguimiento fue total en Madrid, Barcelona, Asturias, Vizcaya, Zaragoza y otras provincias; en cambio, en Andalucía se limitó a los trabajadores urbanos, pues los campesinos no la secundaron.

  • En conclusión, ante las di fi cultades económicas los señores reaccionaron tratando de recuperar sus pérdidas por diversos medios, a costa de la monarquía y de los campesinos : a A la monarquía le usurparon tierras y prerrogativas –esencialmente tributos–, aprovechando sus momentos de debilidad, como las guerras civiles o las minorías de edad de los reyes.

  • En la medida en que las tierras fueron vendidas en pública subasta a los mejores postores, hay que suponer que los compradores fueron gente adinerada y no campesinos pobres, pero esto no implica necesariamente que los compradores fueran tan pocos como los antiguos propietarios, por lo que la nueva estructura de la propiedad resultante no tenía que ser forzosamente más latifundista que la anterior.

  • En el tratamiento del tema no hay denuncia social ni exaltación romántica de la pintoresca vida rural, sino el testimonio de la vida humilde y las duras condiciones de los campesinos, con los que se sentía plenamente identificado.

  • En Utopía se denuncia implícitamente el empobrecimiento de los campesinos, que se veían obligados a mendigar o a robar porque los terratenientes sustituían las tierras de cultivo por pastos para las ovejas, que les proporcionaban mayores bene fi cios económicos.

  • Estas cifras son la explicación de la duración media de vida de los obreros campesinos.

  • Este partido fomentó el descontento entre grupos populares (soldados, campesinos, servidores de palacio), que fueron quienes protagonizaron el motín, asaltando el palacio de Godoy.

  • Este procedimiento se realizó por iniciativa de grupos de campesinos o por iniciativa de nobles y monasterios.

  • Estos, junto con los campesinos, promovieron con la aristocracia que los gobernaba.

  • Evidentemente, la capacidad de manipulación y fraude era mucho menor en las ciudades que en el medio rural, donde las viejas formas de dominación feudal todavía pervivían, aunque modi fi cadas, en los nuevos mecanismos de control de los terratenientes sobre los campesinos.

  • Finalmente se dejó la resolución de cada caso particular en manos de los tribunales, que en general otorgaron la propiedad a los antiguos señores, en perjuicio de los campesinos.

  • La contienda tuvo un notable contenido revolucionario por parte de los insurrectos cubanos, en gran medida campesinos impulsados por el Partido Revolucionario de Martí, quien murió en combate al poco de comenzar la guerra.

  • La descon fi anza y el boicot de terratenientes y capitalistas, por un lado, y la radicalización y con fl ictividad social de campesinos y obreros, por otro, se reforzaron mutuamente y generaron un clima de incertidumbre poco propicio para el desarrollo de la economía .

  • La guerra civil catalana fue el resultado fi nal de una suma de confl ictos de intereses que se arrastraban desde mucho tiempo atrás (enfrentamiento entre la oligarquía catalana y la monarquía, de pretensiones autoritarias; entre campesinos y señores feudales; e incluso entre artesanos y comerciantes de Barcelona).

  • La Iglesia y la nobleza explotaban directamente solo una pequeña parte de sus tierras, y el resto las arrendaban a campesinos, en pequeñas parcelas, a cambio del pago de una renta y por un plazo limitado (diez años como máximo en Castilla).

  • La polarización social y las relaciones de dependencia También continuó la tendencia del Bajo Imperio a la polarización social en dos grupos principales: una minoría poderosa y latifundista, y una mayoría apenas diferenciada en la que se fundían antiguos esclavos, libertos, siervos, colonos y pequeños campesinos.

  • Lo componían tres grupos principales: a Los campesinos, libres o sometidos a sus señores, eran la inmensa mayoría, debido a la base agrícola de la economía.

  • Los campesinos, impulsados por el movimiento anarquista, recurrieron en muchos casos a la habitual práctica de la ocupación ilegal de tierras, al margen del calendario de la reforma.

  • Los algos les tomaban por mal e por codicia; las tierras se yermaban por mengua de justicia [...] [Los campesinos denuncian su situación en estos términos:] Tómannos los haberes e hacen nos mal pesar; los hijos e las mujeres piensan de los cautivar.

  • Los anarquistas rechazaban toda acción política por vía parlamentaria, pero además, dentro de sus fi las, empezó a ganar adeptos, tanto entre los campesinos como entre los obreros, la táctica propuesta por Kropotkin, partidario de la violencia terrorista o « propaganda por el hecho» .

  • Los productores son la clase más numerosa, constituida por campesinos, artesanos y comerciantes, quienes han de trabajar para todos y no solo para sí mismos, ya que el resto de los ciudadanos (gobernantes y guardianes) tienen que dedicarse a otras tareas.

  • Los republicanos no aceptan el principio de la nacionalización de la tierra y su entrega gratuita a los campesinos, solicitada por los delegados del partido socialista.

  • Muchos pequeños campesinos se veían forzados a endeudarse, debido a una mala cosecha o a otras di fi cultades, y con frecuencia no podían devolver los préstamos a sus acreedores, por lo que perdían sus tierras y tenían que emigrar.

  • Normalmente eran campesinos independientes, pero también podían ser artesanos o comerciantes.

  • Para la construcción de una pirámide, se aprovechaba la época de inactividad agrícola provocada por las inundaciones del Nilo, que permitía movilizar a los campesinos y servirse de la crecida de las aguas para trasladar por barco los grandes bloques de piedra desde las canteras.

  • Para obtener ingresos, se introdujeron nuevos impuestos, pero aumentó la desigualdad social: los ricos tenían medios para influir en las decisiones del emperador y librarse de pagarlos, mientras que las clases bajas, los comerciantes y los campesinos, se hundían en la miseria.

  • Pero en la actualidad son muchos los que sostienen que su verdadero significado es el que le atribuyó Dalí en su día: dos campesinos que acaban de enterrar a su hijo muerto.

  • Sin embargo, la tan anhelada reforma agraria, sin resultar un fracaso absoluto, sí supuso una considerable frustración para los campesinos que habían depositado en ella la esperanza de un futuro mejor.

  • Su mundo es el de los pequeños campesinos y su lucha por la existencia.

  • Sus primeras pinturas manifiestan su interés por la vida cotidiana de las gentes humildes, campesinos u obreros (él fue predicador en un pueblo de mineros), en ambientes sombríos y de extrema pobreza.

  • Uno de los grandes problemas radicaba en que podían reconocer al mismo tiempo dos derechos dife- rentes sobre una misma tierra: el dominio útil del campesino, que la explotaba y la transmitía a sus herederos; y el dominio eminente del señor, que podía exigir a los campesinos determinados tributos en relación con las tierras que cultivaban.

  • Y de ello queda constancia en los textos de la época, que hablan de una rica aristocracia de terratenientes y altos funcionarios, de una precaria población urbana de artesanos y jornaleros, de colonos vinculados a terratenientes, o de campesinos adscritos a la tierra.