Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

44 oraciones y frases con calle

Las oraciones con calle que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar calle en una frase. Se trata de ejemplos con calle gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar calle en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Cómo podrías pasarle una imagen de tu teléfono móvil hasta el teléfono móvil de un amigo en medio de la calle y sin hacer uso de Internet?

  • ¿Crees que habría muchos circulando por la calle?

  • ¿Cuántas farolas se tienen que instalar en tu calle?

  • «Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades.

  • A media altura transcurre una calle comercial y en la azotea se ubican, además de las chimeneas, diversos servicios comunitarios (piscina, solarium, gimnasio, bar, pista para correr al aire libre y zona de juegos para niños).

  • Además de los vanos interiores ya señalados, contaba con ingresos de diferentes tipos en cada una de sus dos fachadas: tres arcos de herradura doblados por arcos de medio punto, en la fachada noroeste, que daba a un patio; y un arco lobulado, otro de medio punto y un tercero de herradura, en la fachada suroeste, que da a la calle.

  • Ahora añadiremos las farolas en tu calle.

  • Aun así, es también muy austera, con columnas toscanas, como en los patios interiores, y un mínimo resalte de la calle central, que sobresale con un ático coronado por frontón.

  • Comienzo a pedalear por la calle asfaltada.

  • Cuando salían a la calle, las acompañaba un oficial llamado lictor, y durante las ceremonias públicas iban sobre carruajes.

  • El lector, por unos u otros motivos, resuelve salir a la calle.

  • Elabora un esquema sobre la función de los tipos de contenedores que podemos encontrar en la calle.

  • En la página web de Michelin: www.viamichelin.es establece el siguiente itinerario: salida, calle Aragón de Teruel; llegada, Gare de Nîmes en la ciudad de Nîmes.

  • En la educación primaria, se trabaja mayoritariamente el conocimiento del entorno inmediato del alumno: el lugar donde se sitúa la escuela; cómo es el barrio; cómo moverse correctamente a pie, con transporte público o con bicicleta; cuáles son las normas que hay que cumplir para convivir con los otros usuarios de la calle, y, por último, el concepto de riesgo y seguridad.

  • En primer lugar, selecciona la capa «Farolas» haciendo clic sobre ella: Por último, haz clic sobre el botón «Añadir objeto espacial» para empezar a añadir los puntos que representarán nuestras farolas: Ahora, haciendo clic sobre el mapa, puedes añadir tantos puntos como farolas hagan falta según la longitud de tu calle.

  • Entonces, se sentó en el suelo, en mitad de la calle, y rompió a llorar.

  • Entra en la web de MedlinePlus de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE UU y busca qué medidas deben tomarse en el caso de herirse al caer en la calle.

  • Escoge una plaza cercana a tu casa o a tu misma calle.

  • Esta tendencia, además de compartir con las demás los rasgos generales señalados para la pintura barroca, presentaba las siguientes peculiaridades: Los modelos de sus personajes, religiosos o mitológicos, eran tipos vulgares de la calle (golfillos, mendigos, hombres y mujeres de origen humilde), que en el cuadro se transformaban en ángeles, héroes, dioses o santos.

  • Esta sorpresa de la calle actuaba en su estado anterior, es decir, hasta qué punto el lector contaba con la calle, aunque no pensaba en ella y precisamente porque no pensaba en ella.

  • Este incidente desató una cadena de acontecimientos que escaparon a todo control: enfrentamientos verbales entre los monárquicos del interior del piso y los grupos de la calle, asalto a los talleres del diario monárquico ABC, ataques durante los tres días siguientes a edi fi cios religiosos de Madrid y otras ciudades, con actos de pillaje, quema de conventos, etc. El gobierno no fue responsable directo de los hechos, pero tampoco puso mucho empeño en impedirlos, para no granjearse desde el principio la enemistad de ciertos sectores populares, cuyo anticlericalismo violento era una explosión visceral contra la Iglesia, a la que consideraban demasiado vinculada a los ricos y poderosos.

  • Generalmente por la calle nos cruzamos con personas que no conocemos de nada y a las que quizás no volveremos a ver nunca más.

  • Investiga por qué la calle lleva ese nombre.

  • La suroeste, que da a la calle, tiene un triple registro sobre las puertas de entrada: un friso de arcos de herradura entrecruzados, una red de rombos y una inscripción, descubierta en el siglo XIX y muy deteriorada, que data la obra e informa de quién la encargó y quiénes fueron sus constructores.

  • La decoración exterior es sobria y está formada por paños de sebka que flanquean una calle central en la que se abren los vanos mediante arcos de herradura, túmidos y lobulados (las balaustradas de los vanos son muy posteriores).

  • La escena representada se desarrolla en un prostíbulo de la calle barcelonesa de Avinyó.

  • La fachada es muy original y responde al juego de curvas, avances y retrocesos característico del dinamismo barroco: la portada avanza hacia la calle en una especie de templete semicircular clásico; y en contraposición, a los lados, dos paredes cóncavas de cuarto de círculo forman una pequeña plaza.

  • La suciedad, los ruidos o los malos olores siempre son desagradables; por eso son muestras de civismo recoger los excrementos de los animales domésticos, dejar la basura en los contenedores, no gritar por la calle —y menos en las horas de descanso de los vecinos—, respetar el mobiliario urbano, no impedir el paso por la acera, evitar ruidos estridentes con la moto, etc. Los espacios naturales, como la montaña, la playa o los jardines, suelen ser lugares agradables a la vista, pero dejan de serlo cuando alguien ha decidido dejar ahí sus desperdicios.

  • La zona de la cadena carbonada que presenta el doble enlace pierde la estructura tetraédrica (característica de los hidrocarburos saturados) y adopta la forma plana.Respetar los objetos es también una manera de respetar a los demás: tener cuidado con el libro que te han dejado y devolverlo, pero también respetar la calle, el bosque, la playa, la escuela, etc. Respetar a las personas no significa estar de acuerdo con todo lo que dicen o lo que hacen: puedo criticar las ideas que me parezcan erróneas, pero respetando a quien las dice; se debe estar en contra de los robos y juzgar una conducta, incluso sancionarla, pero siempre respetando a la otra persona.

  • Las tiendas dan a la calle, pero no se comunican con la casa.

  • Los que tenían tiempo libre podían escoger entre frecuentar los gimnasios y las palestras; pasear por las tiendas y por el ágora, la plaza pública en la que actuaban magos, malabaristas y todo tipo de artistas de calle; ir al barbero a arreglarse el cabello, la barba y las uñas de manos y pies, mientras charlaban y se informaban de noticias y rumores, o practicar juegos de azar, como el de los dados, a los que los griegos eran muy aficionados.

  • Mientras trabaja, estudia, juega o, simplemente, camina por la calle, el cristiano se pone en presencia de Dios.

  • Para resolverse a salir a la calle es importante que la calle exista.

  • Pero la respuesta del gobierno fue muy enérgica : detuvo al comité de huelga y sacó las tropas a la calle.

  • Por ejemplo, si las leyes nazis disponían que los judíos no podían pasear por la misma acera que los demás, lo «justo» sería que, efectivamente, cuando un judío fuera por la calle (supuesto de hecho), lo hiciera por una acera distinta a la de los demás (consecuencia jurídica).

  • Por eso pide a sus vecinos que se ponga un ascensor en el inmueble que le permita salir a la calle sin que su familia tenga que bajarlo en brazos.

  • Por la puerta ( ostium ) de la calle se entraba a un corto pasillo (fauces) que conducía a un patio ( atrium ).

  • Por otra parte, la utilización de columnas salomónicas de orden gigante, recubiertas de motivos vegetales, acentúa el carácter sinuoso y dinámico del conjunto, en el que destaca la calle central con un tabernáculo en forma de templete y un lienzo de Claudio Coello sobre el martirio de San Esteban.

  • Puedes seguir esta ficha como ejemplo: Material Palés de madera Lugar Fecha y hora Abandonados en un descampado de la calle del Cobre.

  • Pues bien, aun en ese caso, no encontrará ningún pensamiento en que se haya cuestionado si hay o no hay calle.

  • Quienes tenían barberos entre sus esclavos se hacían afeitar en casa; los otros recurrían a una barbería o a uno de los barberos que ofrecían sus servicios en la calle.

  • Si estas relaciones se deterioran, la calle no podrá ser un lugar agradable para todos.

  • Su sobriedad, elegancia y armoniosas proporciones quedan aún más resaltadas por el amplio espacio abierto que queda entre el edificio y la línea de la calle.

  • Tenían un mostrador que daba a la calle para mostrar las bebidas a los viandantes.