Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

24 oraciones y frases con cabecera

Las oraciones con cabecera que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar cabecera en una frase. Se trata de ejemplos con cabecera gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar cabecera en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • A esa estructura básica se solían incorporar en las basílicas de Occidente algunos espacios adicionales: Una nave transversal o transepto antes de la cabecera.

  • Cada tipo de agua superficial posee una dinámica característica, que se resume en el siguiente cuadro: Definición La velocidad instantánea del caudal de un río es mayor en su cabecera que en su desemboca -dura.

  • De las realizaciones del abad Suger en Saint Denis solo se conservan la anteiglesia y la cabecera.

  • Después, y según el tipo de templo, se podían incorporar otros temas en sus zonas correspondientes, como el Juicio Final, por ejemplo, en el muro occidental opuesto a la cabecera.

  • Destaca en particular la capilla mayor de la cabecera, elemento autónomo convertido en un gran espacio central cubierto por cúpula.

  • El tema del Juicio Final fue muy frecuente en los tímpanos de las portadas occidentales del Románico, por razones tanto simbólicas como propagandísticas: el occidente se identifica con el ocaso y el fin del día, y por extensión con la muerte y el fin del mundo; por otra parte, la portada occidental comunica el mundo exterior, asociado a la oscuridad del pecado, con el interior del templo, que conduce al creyente hacia la cabecera oriental, por donde surge la luz de Dios.

  • El espacio interior es dinámico y define un itinerario que va desde la entrada principal por el oeste, a través de la nave central, hasta el ábside de la cabecera, el lugar más significativo, donde se sitúa el altar.

  • El territorio era dividido en concejos con grandes términos o alfoces, regidos por una ciudad o villa cabecera, en la que se instalaba un representante del rey y un grupo de caballeros para su defensa.

  • En la cabecera, la nave central se prolonga en un ábside semicircular con bóveda de horno, reservado al obispo y al clero mayor.

  • Espacio interior El espacio interior es unitario, cerrado y simétrico, con un eje direccional definido por la nave central que arranca de los pies del templo y conduce a la cabecera.

  • La cabecera es un ábside, con siete capillas radiales en forma de absidiolos y deambulatorio alrededor del presbiterio.

  • La nave central era más alta que las laterales, con ventanas en el tramo de más altura y con ábside en la cabecera.

  • Las dos naves laterales se prolongan en el ábside de la cabecera en un deambulatorio o girola.

  • Los doctores de la política y los facultativos de cabecera estudiarán, sin duda, el mal; discurrirán sobre sus orígenes, su clasificación y sus remedios; pero el más ajeno a la ciencia que preste alguna atención a asuntos públicos observa este singular estado de España: dondequiera que se ponga el tacto, no se encuentra el pulso.

  • Ocurre al contrario con su velocidad media, en la cabecera del río se producen remolinos y choques contra las piedras del cauce que redu -cen su velocidad y aumentan su potencial erosivo, mientras que en el curso bajo el río discurre por una superficie llana, sin obstáculos .Generalmente, en el curso medio de un río la ve-locidad es variable y suelen alternarse las zonas donde el río erosiona y donde deposita parte de sus sedimentos.

  • Por su parte, la bóveda de crucería concentra los empujes en los ángulos y permite cubrir todo tipo de espacios cuadrados o rectangulares, e incluso curvos, como los de la cabecera de la iglesia; además ofrece otras posibilidades, como combinar dos arcos formeros con uno perpiaño (bóvedas sexpartitas).

  • Son obras significativas de este periodo la cabecera de la abadía de Saint Denis y gran parte de la catedral de Notre Dame de París.

  • Son sistemas lineales con grandes variaciones entre los procesos de la cabecera y de la desembocadura.

  • Su planta difiere ligeramente de la de Chartres: el deambulatorio no es doble y el crucero está más próximo a la cabecera.

  • Su planta es de cruz griega inscrita en un rectángulo, pero si se observa con atención se puede comprobar que en realidad deriva de la planta basilical de tres naves, de las cuales la central es más ancha y más alta que las laterales y culmina en un ábside en la cabecera.

  • Su recorrido es un simbólico camino de salvación, reforzado por la orientación que adoptan las basílicas a partir del siglo V : se ingresa en ellas por el oeste y se avanza hacia el altar de la cabecera, situado al este, donde la verdad de Dios se identifica con la luz del sol naciente.

  • Sus características son las propias del Gótico francés del periodo clásico: Cabecera con deambulatorio y capillas radiales.

  • También maravillan sus armoniosas proporciones: la anchura de la nave central es el doble que la de las laterales, y la longitud del transepto equivale a la del cuerpo principal (sin considerar el pórtico ni el ábside de la cabecera).

  • Una vez más contrasta su pobre aspecto exterior con la riquísima decoración interior de mármoles y mosaicos, entre los cuales destacan los cortejos de Justiniano y de su esposa Teodora, uno frente al otro en el ábside de la cabecera, ofreciendo a la iglesia una patena y un cáliz de oro respectivamente.