Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

56 oraciones y frases con buenos

Las oraciones con buenos que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar buenos en una frase. Se trata de ejemplos con buenos gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar buenos en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • «Así resulta también manifiesto que la ciudad que verdaderamente lo es, y no solo de nombre, debe preocuparse de la virtud; porque, si no, la comunidad se convierte en una alianza que solo se diferencia localmente de aquellas en que los aliados son lejanos, y la ley en un convenio, y, como dice Licofrón el sofista, en una garantía de los derechos de unos y otros, pero deja de ser capaz de hacer a los ciudadanos buenos y justos ».

  • A pesar de que los hilos de la línea son buenos conductores, tienen una resistencia eléctrica considerable a causa de la gran longitud de las líneas.

  • Adoptaba, por tanto, el modelo de las Compañías de las Indias Orientales y de las Indias Occidentales inglesas y holandesas, que tan buenos resultados económicos habían estado obteniendo desde la centuria anterior.

  • Así, uno ha de responder de sus actos buenos y también de los malos.

  • Aunque siempre existirá la excepción del que no es coherente con sus creencias, la religión ayuda a las personas a ser buenos ciudadanos, ya que fomenta valores positivos para la convivencia democrática, como la honradez, la paz o la solidaridad.

  • B. A que vuelvan a imperar los buenos usos y costumbres olvidados, fomentando los que se conservan y combatiendo los exóticos y perjudiciales.

  • Buenos textos y una selección de obras comentadas brevemente al final de cada número.

  • Buenos ejemplos son plantar vegetación en la ladera, crear surcos para el drenaje superficial o colocar montones de rocas en la base de un talud.

  • Buenos textos con imágenes de pequeño formato, y numerosas obras comentadas en apartados independientes.

  • Cita tres aplicaciones principales del carbón.i) Como ciudadano has de hacer un uso racional de la energía y tener buenos hábitos al respecto.

  • Desde los siete años los esparciatas recibían un entrenamiento muy duro por parte del Estado, encaminado a convertirlos en buenos soldados, que se prolongaba hasta los veinte años.

  • El acto moralmente bueno es aquel cuyo objeto, fin (intención) y circunstancias son buenos.

  • El fi n último del individuo y el de la comunidad coinciden: si los individuos son buenos, la polis alcanzará la justicia y viceversa.

  • El hombre realiza actos buenos si su voluntad libre obedece lo que manda o prohíbe la voluntad de Dios; en caso contrario, sus actos serán malos.

  • En general, todos los metales son buenos conductores de la electricidad.

  • En una Nación llena de honor, como la española, conduce mucho no perder de vista esta máxima, que obra tan buenos efectos en Cataluña, y en otras Provincias del Reino.

  • Estos materiales son muy buenos aislantes, ya que retienen el aire en sus cavidades.

  • Existen buenos programas de pago como Panda, Karspersky, McAfee, Norton, etc. Pero también hay antivirus gratuitos de bastante calidad.

  • Hay sólidos que son buenos conductores del calor, como los metales, entre los que destacan la plata y el cobre.

  • Igual que realizando actos de fumar uno se convierte en fumador, también con actos moralmente buenos (de lealtad, valentía, clemencia…) uno se vuelve leal, valiente, etc. Estas predisposiciones no eliminan, por lo tanto, la voluntariedad ni la libertad de los actos que se realizan, sino que las potencian.

  • La aplicación de los principios prácticos: la prudencia Hemos visto que la racionalidad es un componente esencial para que los actos sean humanos y buenos.

  • La mayor parte de los no metales no son buenos conductores de la electricidad ni del calor, y carecen de brillo metálico.

  • La mayoría de los no metales no son buenos conductores de la electricidad ni del calor, ni tienen brillo metálico.

  • La no determinación a elegir un bien: puede escoger un objetivo u otro de entre varios que entiende como buenos, o incluso puede que no seleccione ninguno de ellos.

  • La persona que habitualmente realiza actos buenos —actos de generosidad, por ejemplo— se convierte en una persona generosa.

  • La rlación ntr l fin los ios Si los medios son moralmente malos, la bondad del fin no justifica o convierte en buenos esos medios.

  • Los actos moralmente buenos han de unir a su buen objeto una buena intención (por ejemplo, auxiliar a alguien herido con el propósito de ayudarlo).

  • Los buenos bioindicadores para la contaminación atmosférica (líquenes y musgos) son sensibles a los contaminantes, presentan una amplia distribución geográfica, y tienen gran longevidad.

  • Los cuerpos que presentan poca resistencia son buenos conductores; los cuerpos con una resistencia elevada son malos conductores, y se les llama aislantes o dieléctricos .

  • Los metales son buenos conductores del calor y la electricidad.

  • Los metales suelen ser buenos conductores.

  • Los objetos tecnológicos no son buenos ni malos en sí mismos: lo son los usos que hacemos de ellos.

  • Ni el aire seco ni el excesivamente húmedo son buenos para la salud y el bienestar de las personas.

  • No obstante, a la hora de argumentar, a menudo no basta con que nuestros argumentos sean buenos desde un punto de vista puramente lógico, pues también es necesario que sean efectivos.

  • No venimos a llorar lástimas y vergüenzas, sino a ponerlas pronto radical remedio, para lo que requerimos el concurso de todos los buenos ciudadanos.

  • Para el desarrollo de una industria siderúrgica potente, no basta con tener buenos yacimientos de hierro –ni siquiera es imprescindible–, sino que es más importante disponer de abundante carbón coque fi cable y, sobre todo, que la demanda de productos siderúrgicos sea lo bastante grande como para rentabilizar las elevadas inversiones iniciales que requiere este tipo de industria.

  • Pero yo os digo: «Amad a vuestros enemigos y rezad por los que os persiguen, para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y manda la lluvia a justos e injustos.

  • Pero esta unidad se rompió con la aparición de Sócrates y su discípulo Platón, quienes consideraron reales y, por tanto, verdaderos y buenos, solo los valores de la racionalidad.

  • Pero, junto al hecho de la ciencia, Kant encontró otro hecho indiscutible: la conciencia moral o razón práctica, que es una actividad interior que proporciona al hombre unos principios de conducta y juzga si sus actos libres son buenos o malos.

  • Politeía (‘república’) o gobierno de muchos hombres buenos.

  • Por eso, es indispensable para la moral postular una existencia más allá de la muerte, en la que los buenos son premiados y los malos reciben un castigo.

  • Por otro lado, hay zonas con potenciales de entalpías medias o bajas y buenos almacenes: la fosa de Madrid, la cuenca del Duero, la cuenca de Valencia-Castellón, la depresión de Cuenca-Albacete, el valle del Gua dalquivir, la zona de Huesca, Lleida, Zaragoza, el río Ebro y el Prepirineo.

  • Por otro lado, los metales son buenos conductores del calor y de la electricidad.

  • Se utilizan disolventes como el tetracloruro de carbono o el tricloroetileno, que no son miscibles con el agua y son muy buenos disolventes de las grasas.

  • Según él, el progreso y el re fi namiento de la cultura de su tiempo habían impedido el desenvolvimiento espontáneo de los sentimientos naturales básicos en el hombre, que son siempre buenos.

  • Según Rousseau, todos los individuos eran iguales y libres en el estado de naturaleza, donde se comportaban como buenos y pací fi cos hermanos.

  • Si alguno lo dice bien podía, si no me engaño, colocarse entre estos y aún más abajo; porque, si los brutos hablaran, creo que lo primero que habían de pedir sería buenos caminos y seguros pasos; y si no, véase cuánto cuesta el hacerlos entrar en los peligrosos, y cómo por su natural instinto van buscando en los caminos los mejores senderos.

  • Son buenos conductores de la corriente eléctrica los metales (en especial, la plata, el cobre y el aluminio).

  • Son buenos aislantes térmicos y atmosféricos.

  • Son buenos conductores del calor y la electricidad.

  • Su método, que ha dado tan buenos resultados en el estudio de la naturaleza, se debe aplicar a todo tipo de cuestiones, incluido el comportamiento humano, la sociedad, etc. Los conocimientos así obtenidos servirán para resolver todos los problemas de la humanidad, e incluso para tener criterios con los que orientar nuestra conducta y nuestra vida.

  • También los ladrillos porosos y las vidrieras con doble vidrio (vidrio-aire-vidrio) cons-tituyen buenos aislantes, de manera que mantienen las casas calientes en invierno y frescas en verano.

  • Tanto los metales como las aleaciones son buenos conductores eléctricos y térmicos.

  • Tanto los buenos como los malos conductores del calor tienen muchas apli-caciones.

  • Tienen excelente resistencia a la corrosión y son buenos conductores.

  • Tienen baja tenacidad y ductilidad, son buenos aislantes eléctricos y térmicos.