Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

15 oraciones y frases con bienaventurados

Las oraciones con bienaventurados que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar bienaventurados en una frase. Se trata de ejemplos con bienaventurados gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar bienaventurados en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • «Bienaventurados los pobres de espíritu», mensaje del papa Francisco a los jóvenes.

  • Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.

  • Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.

  • Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la Tierra.

  • Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.

  • Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los cielos.

  • Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos quedarán saciados.

  • Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios.

  • Bienaventurados vosotros cuando os insulten y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa.

  • Cristo, en el centro, aparece flanqueado por ángeles, el tetramorfos (hombre, águila, león y toro), los veinticuatro ancianos y los bienaventurados (apóstoles y santos).

  • Decimos que son bienaventurados: Los pobres de espíritu.

  • Detrás de San Juan Bautista (con su característica piel de camello), se sitúan santos, apóstoles y bienaventurados, entre los que se reconoce a Felipe II.

  • En el registro central, a su derecha, la Virgen y San Pedro (este con las llaves del paraíso) encabezan el cortejo de los bienaventurados.

  • Los ángeles y bienaventurados aparecen resaltados, y Satán y los vicios son fulminados, con una teatralidad propia del Barroco.

  • No obstante, a diferencia de la disposición superficial de los personajes de la parte inferior, en el ámbito de la Gloria se insinúa, mediante variaciones de luz y tamaño, una cierta profundidad espacial, apreciable en la figura de Cristo y en los bienaventurados de la derecha, así como en los grupos laterales.