Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

11 oraciones y frases con bibliotecas

Las oraciones con bibliotecas que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar bibliotecas en una frase. Se trata de ejemplos con bibliotecas gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar bibliotecas en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Desarrollaron bibliotecas y elaboraron libros, tan útiles para la lectura de la Biblia y los estudios clásicos.

  • Durante este período, Europa vivió cierto renacimiento cultural, guiado sobre todo por las instituciones de la Iglesia: monasterios, escuelas catedralicias, clérigos cultos… Se fomentó la elaboración y el intercambio de copias de los grandes autores para proveer la demanda de las bibliotecas palatinas, episcopales y monásticas, o de los señores feudales cultos.

  • Durante los siglos y, los santos padres, los cardenales, los príncipes y, sobre todo, los intelectuales del Renacimiento (los humanistas) rastrearon aquellas bibliotecas y rescataron lo que quedaba del legado cultural romano, que se salvó definitivamente gracias a la aparición de la imprenta a finales del siglo .

  • El presidente francés Pompidou pretendía crear en París un gran centro destinado a la cultura y el arte, con múltiples dependencias (bibliotecas, museos, salas de exposiciones, etc.).

  • En el ámbito romano había bibliotecas públicas en todas las ciudades importantes (en Roma llegó a haber veintiocho); en el mundo griego, la más famosa fue la de Alejandría, con varios centenares de miles de volúmenes.

  • En el ágora había una serie de edificios característicos: templos; bouleterion, sala cubierta donde se reunían los miembros del consejo o boulé ; pritaneion, lugar de reunión de los doce miembros de la comisión del gobierno de la ciudad; estrategeion, lugar de reunión de los estrategos o generales del ejército; heliea, lugar de reunión de los tribunales de justicia; stoa, galerías porticadas que se dedicaban al ocio, al comercio, a la conversación…; y otros edificios, como bibliotecas, baños públicos ( balaneia ), prisión, metroon (archivo público).

  • La información tradicional alma -cenada en las bibliotecas es solo un asomo de la que hoy circula por las redes y que quizás nunca llegue a estar suficientemente sis -tematizada y depurada.

  • Los servicios también pueden ser públicos o privados: hay hospitales, bibliotecas, escuelas, autobuses, etc., que son propiedad del Estado y otros que son propiedad de personas o entidades particulares.

  • Otros se guardan en bibliotecas o en bases de datos informatizadas para su consulta.

  • Se puede decir que en aquellas bibliotecas ya estaban la mayoría de las obras de autores clásicos romanos que hoy poseemos.

  • Si nos interesa tener una vista aérea de un lugar, podemos acceder a Google Earth, en: http://earth.google.es También podemos conocer el tiempo atmosférico, las predicciones meteorológicas o consultar los mapas del meteosat en: http://www.meteosat.com Además, podemos consultar los fondos de bibliotecas y archivos aunque no estén en nuestra ciudad, por ejemplo, el de la Biblioteca Nacional: http://www.bne.es Por otro lado, cada vez son más las editoriales que editan libros y otros materiales didácticos en formato digital dirigidos al profesorado, al alumnado y al público en general.