Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

56 oraciones y frases con basta

Las oraciones con basta que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar basta en una frase. Se trata de ejemplos con basta gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar basta en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Por qué basta con romper la bolsa de plástico que lo envuelve?

  • Apenas lleva un año en esta organización, pero basta ver su modo de obrar y la alegría que transmite para saber que su actitud no responde a un capricho pasajero.

  • Aunque propone un arjé plural, él cree que no basta con admitir los cuatro elementos de Empédocles.

  • Basta con depositarlo sobre el único platillo y leer el resultado que sale.

  • Basta con depositarlo sobre el único platillo y leer el resultado de la me-dición.

  • Basta con medir la fuerza F que actúa sobre una carga cualquiera Q .

  • Basta con que alguien, autor o espectador, así lo decida.

  • Basta con que, imitando el rigor y la exactitud del método matemático, vaya deduciendo de esas ideas innatas todo el sistema del saber.

  • Basta conocer un poco la vida de Francisco de Asís, Juan de Dios, Isabel de Hungría, Juan Bosco o Teresa de Calcuta, entre otros muchos, para ver que en ellos se encarna el ideal del cristiano.

  • Basta que alguien con poder decida suprimirlos, para que no haya argumentos que lo impidan.

  • Basta que lo digas de palabra y mi criado quedará sano.

  • El error implica la ignorancia, pero se puede ser ignorante sin llegar a errar (basta con no formar ningún juicio acerca de aquello que se ignora).

  • En esta obra en concreto basta con suprimir visualmente todo el marco arquitectónico que se eleva por encima del grupo de figuras para percatarse de cómo desaparece la sensación de profundidad que produce la secuencia de las dos bóvedas de cañón, en penumbra, separadas por un espacio sobreiluminado.

  • En algunos edificios existe concordancia entre uno y otro, por lo que basta con observarlos desde fuera para imaginar cómo están organizados por dentro.

  • En ocasiones, eso significa que inventará algo que a nadie se le había ocurrido hasta entonces (un programa informático, un poema, una buena acción); otras veces, basta con darse cuenta de que cada uno de nosotros podemos hacer lo que hacemos —lo normal, lo cotidiano— de un modo auténtico, permitiendo que a nuestro alrededor florezca un bien que sin nosotros no existiría.

  • En realidad, nos basta con trazar las de sus extremos.

  • Fi de los dispositivos basta con orientar las antenas, una de manera vertical y la otra horizontal .

  • La ausencia de idealización es absoluta, basta con reparar en detalles como la discreta indumentaria de los Reyes, las manos rudas de la Virgen o el fajero del Niño, según la costumbre de la época de fajar a los recién nacidos.

  • La felicidad consistiría, por consiguiente, en liberarse de las falsas opiniones y de las complicaciones innecesarias, ajustar los propios deseos a lo que basta para una vida austera, respetar la justicia, gozar de la amistad leal y abstenerse de la vida política.

  • La justicia no basta para regular las relaciones entre las personas.

  • No basta con apagar las luces que no necesitamos o con usar bombillas de bajo consumo.

  • No basta, a fi rmó, con que haya un gobierno del pueblo: es preciso superar la lucha de clases y el enfrentamiento cívico.

  • No obstante, a la hora de argumentar, a menudo no basta con que nuestros argumentos sean buenos desde un punto de vista puramente lógico, pues también es necesario que sean efectivos.

  • Observa que, cuando la valencia del metal no es par, para escribir la fórmula del óxido basta con poner un número de átomos de cada elemento que sea igual a la valencia del otro.

  • Para determinar la especie, se puede capturar algún ejemplar, pero basta con un detector de ultrasonidos para analizar sus emisiones y saber exactamente de qué tipo de quiróptero se trata, ya que cada especie de murciélago emite una señal particular.

  • Para moverse en la misma dirección de la corriente basta con orientar la velocidad de propulsión paralela a la corriente del río.

  • Para Agustín, el alma es espiritual —simple e indivisible—; basta con meterse dentro de uno mismo para percibir que es completamente independiente de la materia y que no hay en ella composición alguna.

  • Para averiguar la densidad de unos materiales determinados de forma cualitativa, basta con llenar un recipiente de agua y analizar qué materiales fl otan y cuáles no. Los que no fl otan son más densos que el agua.

  • Para averiguar la densidad de unos materiales determinados de forma cualitativa, basta con llenar un recipiente de agua y analizar qué materiales flotan y cuáles no. Los que no flotan son más densos que el agua.

  • Para calcular lo que nos podemos ahorrar, basta con multiplicar la diferencia entre los consumos en kWh por su precio.

  • Para demostrar, por ejemplo, que el agua del grifo lleva gases en disolución, basta calentarla.

  • Para determinar la especie se puede capturar algún ejemplar, pero basta con un detector de ultrasonidos para analizar sus emisiones y saber exactamente qué tipo de quiróptero es, ya que cada murciélago posee un sistema de comunicación diferente.

  • Para el desarrollo de una industria siderúrgica potente, no basta con tener buenos yacimientos de hierro –ni siquiera es imprescindible–, sino que es más importante disponer de abundante carbón coque fi cable y, sobre todo, que la demanda de productos siderúrgicos sea lo bastante grande como para rentabilizar las elevadas inversiones iniciales que requiere este tipo de industria.

  • Para explicar cómo funciona el motor basta una cierta comprensión de los principios impersonales de la combustión… Ahora bien, si alguien decidiera que la comprensión de los principios de funcionamiento del motor le impiden creer que hubo un tal señor Ford que inventó el motor en un principio, […] estaría equivocándose» (John Lennox, ¿Ha enterrado la ciencia a Dios?).

  • Para fabricar madera conglomerada, basta con mezclar cola blanca con serrín.

  • Para hacerlo, nos basta la energía aportada por los alimentos que ingerimos.

  • Para solucionarlo, no basta sólo con que las personas conozcan las normas y las señales de circulación; es imprescindible que todo el mundo sea más responsable, ya que la mayor parte de los accidentes son debidos a la imprudencia de conductores o transeúntes.

  • Para valorar el alcance de este proceso, basta considerar que la extensión total de las tierras vendidas como consecuencia de las desamortizaciones podría estar en torno a unos diez millones de hectáreas, lo que equivaldría a una quinta parte de todo el territorio nacional o, lo que es más importante, a la mitad de la tierra cultivable .

  • Pensamiento y lenguaje no se solapan perfecta-mente, como lo manifiesta el hecho de que a veces, como se suele decir, las palabras se nos quedan cortas: lo que decimos no siempre basta para expresar lo que tenemos dentro.

  • Pero esto solo no basta.

  • Pero hoy en día no basta con investigar y desarrollar, hay que añadir otra «I», la de innovar.

  • Pero, ¿por qué basta con el calor de una cerilla o con una pequeña llama para que la vela, la madera o el carbón reaccionen con el dioxígeno hasta consumirse del todo?

  • Por ejemplo, para calcular el peso de un cuerpo, que es la fuerza con que la Tierra lo atrae, basta aplicar la ley de Newton, considerando que m es la masa de la Tierra; m’, la masa del cuerpo; y d, la distancia entre éste y el centro de la Tierra.

  • Se realiza una acotación del nivel mínimo y máximo de impacto ambiental que puede desencadenar la actividad para decidir si basta con un estudio simplificado o si es necesario un estudio detallado o en profundidad.

  • Ser sincero con un desconocido es fácil, basta con poner en práctica todo el bagaje de buenas maneras; pero ser sincero con los amigos y amigas a veces requiere una dosis de fortaleza que hace falta ir entrenando.

  • Si las mismas calorías se cubren con cereales, solo basta cultivar la octava parte de esa hectárea.

  • Si no tienes instalado en tu ordenador puedes descargarlo haciendo clic aquí Si ya lo tienes instalado basta con hacer clic en su icono para ejecutarlo.

  • Si queremos fundir un material, para calentarlo de manera conveniente, basta con ponerlo en el interior de un recipiente metálico, de temperatura de fusión elevada, que esté inmerso en un campo magnético sometido a oscilaciones fuertes y rápidas.

  • Siempre que se trata de algún bañista indolente, al que le basta la fricción ordinaria, oigo el chasquido de la mano al sacudir la espalda, de un tono diferente conforme se aplique a superficies planas o cóncavas.

  • Sin embargo, no basta con que una acción proceda de una persona para que sea buena.

  • Sin embargo, no basta la teoría sola, sino que esta se debe elaborar dentro de un pensamiento sistemático en el que todos los elementos estén situados en su lugar y se puedan localizar fácilmente, como se encuentra un punto en un mapa.

  • Un suelo puede ser muy poroso, pero impermeable: basta que estos poros no estén conectados entre sí.

  • Una malévola sospecha basta para que el policía o la guardia civil de turno pueda flagelar irresponsablemente, torturar y herir a cualquier ciudadano muchas veces inocente de la fechoría que se le atribuye.

  • Una solución sobresaturada es inestable y, a veces, no basta con agitarla o añadirle un cristal de la sustancia disuelta para que todo el soluto cristalice bruscamente.

  • Volvamos a una de las preguntas formuladas al principio: ¿Por qué una vela, un trozo de madera o el carbón pueden estar en contacto con el aire sin que pase nada y, sin embargo, basta con iniciar la reacción con el calor de una cerilla para que la vela, la madera o el carbón reaccionen con el oxígeno del aire hasta consumirse por completo?

  • Ya basta de escándalos.