Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

37 oraciones y frases con barroca

Las oraciones con barroca que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar barroca en una frase. Se trata de ejemplos con barroca gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar barroca en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Algunos de los personajes dirigen su mirada al espectador, como en «Los borrachos» o en «Las Meninas», en una puesta en escena típicamente barroca.

  • Aunque la arquitectura barroca mantuvo gran parte de los elementos del vocabulario clásico, su concepción del edificio era completamente distinta: Se tendió a modelar el muro mediante curvas, avances y retrocesos, que sugieren tensión y movimiento, frente al orden y la proporción del edificio renacentista, que transmitía serenidad y equilibrio estático.

  • Casi todas sus imágenes fueron utilizadas como pasos de Semana Santa, dentro del carácter teatral que impregna la cultura barroca.

  • Con ella se creó el patrón de lo que sería el tipo más característico de fachada barroca: un doble cuerpo unido por aletones y rematado por frontón, pero con una libre disposición de elementos (frontón quebrado, orden gigante de pilastras, ensamblaje de frontón triangular y curvo, etc.).

  • De este modo, mediante una escenografía típicamente barroca y un mensaje sencillo, se exalta la figura del Papa, cuya autoridad se sustentaría en la tradición, simbolizada en la tumba del apóstol, primer pontífice y piedra sobre la que Cristo edificó su iglesia; y su inspiración le vendría directamente del cielo, simbolizado en la cúpula, a través del Espíritu Santo, representado como paloma dorada de la cubierta interior del baldaquino.

  • Dentro del variado panorama arquitectónico dieciochesco limitaremos nuestro estudio a tres aspectos de especial interés: la arquitectura barroca española, que vivió un momento de esplendor al amparo del cambio de dinastía y la recuperación económica; la peculiaridad del Rococó en Francia, su lugar de origen; y algunos de los ejemplos más significativos de los comienzos del Neoclasicismo en Europa.

  • Desarrolla brevemente el siguiente tema: La imaginería barroca española de los siglos y .

  • El clasicismo coincide con el naturalismo en las características generales de la pintura barroca señaladas más arriba, pero se diferencia de él en algunos aspectos: Fue una pintura también realista, pero rehuyó lo vulgar y ofreció una visión más bella y amable de la realidad, en parte idealizada, volviendo para ello a los modelos de la Antigüedad y el Renacimiento clasicista.

  • En conclusión, el palacio de Versalles con sus jardines es uno de los mejores ejemplos de arquitectura barroca por su carácter propagandístico, como símbolo de la grandeza y el poder absoluto de Luis XIV, y sirvió de modelo para muchas cortes europeas.

  • En definitiva, la arquitectura barroca representó el triunfo de la imagen y el espectáculo dentro del gran teatro de la ciudad.

  • En definitiva, Ribera pretende, mediante un crudo realismo, inspirar la compasión del fiel y su identificación con el personaje representado, objetivo esencial de la pintura barroca de carácter religioso.

  • En la primera mitad del siglo xvii, la arquitectura barroca española arrancó de la estética escurialense: líneas sobrias, muros planos, decoración austera.

  • Es una composición recargada, de exacerbado dinamismo y fuerte sentido escenográfico, que refleja a la perfección el afán propagandístico de esta tendencia barroca.

  • Es, por tanto, una fachada auténticamente barroca, dinámica y en profundidad, que rompe con la tradición de pared recta de elementos alineados.

  • Esta tendencia, además de compartir con las demás los rasgos generales señalados para la pintura barroca, presentaba las siguientes peculiaridades: Los modelos de sus personajes, religiosos o mitológicos, eran tipos vulgares de la calle (golfillos, mendigos, hombres y mujeres de origen humilde), que en el cuadro se transformaban en ángeles, héroes, dioses o santos.

  • Hay un detalle que resulta al menos curioso: entre los borrachos de la derecha, tres están en fila y adoptan posiciones y actitudes habituales en la representación del tema de la adoración de los Reyes Magos, mientras otros dos nos miran de frente con picardía y cierto aire de complicidad cómica, según la práctica barroca de implicar al espectador en el asunto del cuadro.

  • La arquitectura barroca española siguió una evolución inversa a la de la arquitectura renacentista: se partió de la sobriedad decorativa de in fl uencia escurialense, para acabar en un exceso ornamental en las obras de fi nales del siglo.

  • La composición, teatral y dinámica, es claramente barroca; pero el encanto que ejercen sus figuras, con modelos elegantes y de gran belleza (obsérvese el carácter andrógino del ángel), remite ya a la exquisita sensibilidad del Rococó italiano.

  • La equilibrada composición triangular y la actitud serena de la Virgen están más cerca de la estética renacentista que de la barroca.

  • La escenografía teatral, vistosa e impactante, constituía una parte esencial de la cultura barroca y rebasó el ámbito literario para extenderse a las más variadas manifestaciones públicas, como los autos de fe inquisitoriales o las procesiones de Semana Santa.

  • La Galería se utilizaba para las grandes recepciones y la iluminación natural o la de sus tres mil lámparas, duplicada por los espejos, creaba una escenografía auténticamente barroca de exaltación del Rey Sol.

  • La luz en la pintura barroca tiene un efecto teatral, sobreiluminando unas partes y sumiendo otras en la oscuridad, para destacar los elementos más importantes de la composición y aumentar la tensión dramática.

  • La planta elíptica fue muy característica de la arquitectura barroca por su carácter dinámico, pues sugiere un círculo sometido a una tensión longitudinal.

  • La Venus desnuda era un tema insólito en la pintura barroca española y, a través de él, Velázquez rindió homenaje a los grandes maestros que admiraba: Tiziano y Rubens.

  • Las fuentes públicas, posibles gracias al nuevo acueducto construido por orden de Sixto V, que contribuyeron por su carácter monumental a resaltar la escenografía de la nueva Roma barroca.

  • Pero frente a la artificiosidad y carácter intelectual de este último, la escultura barroca proponía en general un mensaje más claro y directo.

  • Pero su carácter teatral y apoteósico anuncia ya las características de la pintura barroca del siglo .

  • Por tal motivo, nos limitaremos a estudiar solo tres manifestaciones importantes de la escultura de este siglo: la obra de Salzillo, como último representante de la tradición barroca española de la escultura religiosa en madera policromada; la escultura rococó francesa, como expresión del nuevo espíritu aristocrático del final del Antiguo Régimen; y la figura indiscutible del italiano Canova, como gran maestro de la escultura neoclásica europea de finales del siglo y comienzos del siguiente.

  • Preferencia por el trabajo en mármol y en menor medida el bronce, con un absoluto desprecio a la madera policromada, como la de la imaginería barroca española.

  • Señala a través de ellas las diferencias entre la escultura renacentista y la barroca.

  • Si en la pintura renacentista las figuras se distribuían en planos diferenciados y paralelos a la superficie del marco, recurriendo a la perspectiva artificial con sus líneas de fuga para crear la sensación de profundidad, en la pintura barroca se prefirió disponer las figuras no en planos, sino en zonas que se extienden de forma continua hacia el fondo.

  • Situado en la girola, detrás del altar mayor, es un perfecto ejemplo de fusión barroca de arquitectura, pintura y escultura al servicio de la Iglesia triunfante.

  • Solo a partir de mediados de siglo y en especial en sus últimas décadas, con el renovado interés por la Antigüedad fue surgiendo una arquitectura neoclásica más sobria y depurada, impulsada por las recién creadas Academias e inspirada en los modelos grecorromanos, sin que ello supusiera en la mayoría de los casos una ruptura radical con la tradición barroca anterior.

  • Su magnificencia la convierte en centro focal de la ciudad y de la plaza, consiguiendo de este modo la finalidad barroca de convertir el entorno urbano en escenario del poder de la Iglesia.

  • Sus figuras son corpulentas y de proporcionada anatomía; pero lo que realmente le diferencia es que, mientras Berruguete recurre a la tensión de sus personajes para manifestar el sufrimiento, Juan de Juni se sirve de un efectismo teatral que anticipa la gestualidad y afectación de la escultura barroca del siglo .

  • También realizó algunos de los mejores bodegones de la pintura barroca española.

  • Y para transmitir mejor la idea de movimiento, Ribera se sirve de una composición en aspa, una de las más habituales en la pintura barroca.