Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

13 oraciones y frases con bandos

Las oraciones con bandos que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar bandos en una frase. Se trata de ejemplos con bandos gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar bandos en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Ambos bandos contaban en sus fi las con generales de gran talla – Zumalacárregui en el norte, y Cabrera en el este, por parte de los carlistas; Espartero, por la parte isabelina–, lo que prolongó y di fi cultó la solución del con fl icto.

  • El nombre de las personas y de los bandos no significa nada: el hecho es el mismo.

  • En de fi nitiva, la dinámica de la guerra provocó excesos y crueldad en ambos bandos.

  • En este marco, por tanto, eran frecuentes las intrigas políticas y las rivalidades entre bandos.

  • Este carácter electivo explica en gran medida su debilidad y la inestabilidad política que caracterizó a todo el periodo, pues propiciaba las ambiciones de los candidatos al trono, las rivali- dades por la sucesión e incluso las guerras entre bandos nobiliarios (de treinta y cuatro reyes visigodos, diez fueron asesinados; siete, destronados; y muchos accedieron al trono valiéndose de la traición o la rebelión).

  • La Guerra Civil española no fue una excepción y la crueldad fue norma común en los territorios controlados por ambos bandos.

  • La mayoría de los enfrentamientos armados actuales son conflictos internos, entre bandos de un mismo Estado.

  • Los bandos en conflicto La Guerra de la Independencia fue fundamentalmente una guerra de liberación contra un invasor extranjero, pero también una guerra civil, ya que un importante sector de la población española aceptó y respetó la legitimidad de José I Bonaparte.

  • Los mostachos de los muertos hacen pensar que se trata de soldados franceses, pero esto carece de importancia porque Goya denunciaba por igual la violencia de ambos bandos.

  • Los protagonistas de sus cuadros y grabados de esta época no son personajes conocidos o importantes, sino seres anónimos de ambos bandos, en ocasiones verdaderos tipos humanos, que ejercen o sufren la violencia del conflicto en su cotidianeidad.

  • Neutralidad y división de opiniones ante los bandos El gobierno español decidió mantener la neutralidad en el con fl icto, algo en lo que prácticamente coincidían todas las fuerzas políticas, con alguna excepción aislada.

  • Pero no menos decisivas para la victoria fi nal de los castellanos fueron las luchas internas en el reino de Granada entre bandos nobiliarios rivales, e incluso entre miembros de la propia familia real: en un tiempo llegaron a estar enfrentados el emir Muley Hacén, su hermano Muhammad el Zagal y su hijo Boabdil.

  • Si se considera que el punto de partida era una España profundamente enfrentada en dos bandos –primero, por la Guerra Civil; después, por el régimen franquista–, no resulta extraño que la transición española hacia la democracia se convirtiera en un modelo para muchos países que aspiraban a salir de una dictadura.