Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

61 oraciones y frases con bóveda

Las oraciones con bóveda que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar bóveda en una frase. Se trata de ejemplos con bóveda gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar bóveda en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Analizaremos como ejemplo los frescos de la bóveda de la Anunciación a los pastores, del Panteón Real de San Isidoro (León).

  • Arcos fajones, que la refuerzan la bóveda por el interior.

  • Arquitectura y obras públicas El arte romano fue al mismo tiempo heredero y transmisor de la tradición artística griega, aunque introdujo importantes novedades respecto a Grecia, en especial en la arquitectura: empleo del hormigón y del ladrillo, utilización del arco y la bóveda, etc. La arquitectura romana perseguía tres objetivos esenciales: la utilidad del edi fi cio, su perfección técnica y la propaganda del patrocinador de la obra.

  • Bóveda de arcos entrecruzados La realización más importante de esta etapa es la Mezquita de Córdoba, pero también se han conservado restos de otras obras significativas, como la mezquita de barrio de Bab al Mardum en Toledo, que se comentará al final de esta unidad, o la ciudad-palacio de Madinat al Zahra en Córdoba, fundada por el primer califa, Abd al Rahmán III, y arrasada durante las guerras civiles del final del Califato.

  • Bóveda de arista Bóveda de cañón Bóveda de cañón Bóveda de horno Bóveda octogonal Cimborrio Arcos fajones Bóveda de cuarto de cañón Trompas El enorme peso de la cubierta obligaba a utilizar robustos sistemas de soporte, por lo que la columna tuvo un carácter secundario en relación con los muros y los pilares: Los muros suelen ser muy gruesos, de sillería bien labrada y reforzados a intervalos por estribos o contrafuertes exteriores.

  • Consulta los recursos digitales y define los siguientes términos: arco, arco de medio punto, luz ( de arco), intradós, bóveda, bóveda de cañón, bóveda de arista, abovedado, cúpula, podio, pórtico, pseudoperíptero, semicolumna, casetón, pilar, nave, nicho, óculo, vomitorium, frente de la escena (frons scenae), arena, arcada, espina, ábside, ático, trépano .

  • Consulta los recursos digitales y define los siguientes términos: medallón, crestería, arco escarzano, encarnado, estofado, bóveda avenerada, ático (de un retablo), tres cuartos.

  • Consulta los recursos digitales y define los siguientes términos: alminar (minarete), haram, maxura, mihrab, mimbar, quibla, sabil, sahn, modillones de rollos, arco lobulado entrelazado, arco mixtilíneo, arco túmido, arco doblado, arco ciego, bóveda gallonada, bóveda de arcos entrecruzados, sebka, dovela, peralte, alicatado, collarino, mocárabe, artesonado, linterna.

  • Consulta los recursos digitales y define los siguientes términos: arco apuntado, bóveda de crucería, arbotante, pináculo, triforio, tracería, rosetón, aguja, gárgola, gablete, arco carpanel, arco conopial, arcosolio, retablo, tríptico, políptico.

  • Consulta los recursos digitales y define los siguientes términos: arco de herradura, alfiz, arco peraltado, arco fajón, arco formero, bóveda de paños, bóveda de cuarto de cañón, bóveda octogonal, cúpula gallonada, nervio, cimborrio, chapitel, trompa, tribuna, galería de arcos vivos, arquillos ciegos lombardos, banda lombarda (o lesena), planta de cruz latina, crucero, girola, absidiolo, abocinado, arquivolta, tímpano, parteluz (o mainel), jamba, canecillo, columnas pareadas, capitel historiado, estatuacolumna .

  • Consulta los recursos digitales y define los siguientes términos: bóveda de horno, bóveda anular, atrio, nártex, planta centralizada, planta basilical, planta de cruz griega, deambulatorio, tambor, pechina, cimacio, exedra, contrafuerte, presbiterio, isocefalia, icono.

  • Cristo Pantocrátor y la Virgen eran las dos figuras dominantes y, por tanto, las que ocupaban los lugares preeminentes: el Pantocrátor en la cúpula, símbolo por excelencia del espacio celeste; y la Virgen en la bóveda del ábside.

  • Cubierta mediante bóveda de crucería sencilla o cuatripartita en todos los tramos, tanto de la nave central como de las laterales.

  • Desde un punto de vista técnico, el Románico no introdujo ningún elemento constructivo nuevo, pues todos tenían su origen o habían sido ya empleados en época romana o bizantina: el arco de medio punto, los diferentes tipos de bóveda, etc. Tampoco los objetivos prácticos diferían de los de la arquitectura romana, pues lo que se pretendía era levantar construcciones monumentales, con estructuras sólidas y duraderas.

  • El alzado consta de los siguientes elementos: columnas y pilares unidos por arcos de herradura, que definen los nueve tramos del interior; sobre los arcos, lienzos de muro con vanos de herradura y lobulados, que comunican entre sí los espacios contiguos; y por último, en cada tramo, salvo el central, una cubierta de bóveda.

  • El tramo central intercala un nivel más por debajo de su bóveda y por su mayor altura sobresale al exterior a modo de linterna.

  • El arco apuntado permitía elevar la altura del edi fi cio, y la bóveda de crucería dirigía los empujes de la cubierta hacia puntos concretos, desde donde eran desviados, por medio de arbotantes, a los contrafuertes exteriores, rema- tados en pináculos.

  • El centro artístico se desplazó de Grecia hacia las nuevas capitales del helenismo (Alejandría, Pérgamo y Antioquía), y recibió influencias del mundo oriental, como la tendencia al colosalismo y al lujo ornamental, el uso de la bóveda y la adopción del capitel palmiforme, es decir, en forma de palmera.

  • El interior de la iglesia es de estructura gótica, con nave única cubierta por bóveda de crucería.

  • El sistema de cubierta es con bóveda de crucería sexpartita en la nave central, y sencilla o cuatripartita en las laterales.

  • En la bóveda de la nave principal representó la apoteosis de San Ignacio y la labor de los jesuitas en el mundo, con espectaculares arquitecturas fingidas en perspectiva, que prolongan ilusoriamente las reales del edificio.

  • En la cabecera, la nave central se prolonga en un ábside semicircular con bóveda de horno, reservado al obispo y al clero mayor.

  • En las tribunas o galerías que discurren por encima de las naves laterales, bóveda de cuarto de cañón.

  • En los ábsides y absidiolos, bóveda de horno (de cuarto de esfera).

  • En sus comienzos y desde un planteamiento puramente técnico, no supuso una ruptura radical con el templo románico, sino una evolución progresiva del mismo, a partir de la incorporación de dos elementos, el arco apuntado y la bóveda de crucería, que modificaron todo el sistema de empujes y contrarrestos del edificio y, a la larga, toda su estructura.

  • Estas cubiertas de piedra eran abovedadas de diversos tipos, pero todas ellas derivadas del arco de medio punto, el más característico del Románico: En la nave central, más ancha y más alta, bóveda de cañón reforzada por arcos fajones o perpiaños, como en la arquitectura asturiana.

  • Esto permitió prescindir de la clave de bóveda y abrir en su lugar un óculo de casi nueve metros de diámetro.

  • Estos materiales, por su escasa consistencia, no permitían una arquitectura arquitrabada y obligaron a buscar fórmulas adecuadas para el cubrimiento de vanos y espacios; de este modo surgieron el arco y la bóveda, las dos grandes aportaciones mesopotámicas a la arquitectura.

  • La solución consistió en sustituir las tradicionales cubiertas de madera por estructuras de piedra abovedadas: en la nave central, más ancha y más alta, se usaba la bóveda de medio cañón reforzada por arcos fajones; y en las naves laterales, la bóveda de arista.

  • La arquitectura gótica en sus comienzos no supuso una ruptura radical con el románico, sino una evolución lógica del mismo, a partir de la incorporación de un nuevo elemento: el arco apuntado, del que surgió la bóveda de crucería.

  • La arquitectura asturiana se inspira en el mundo clásico y anticipa algunas soluciones características del arte románico: La bóveda de medio cañón que cubre la totalidad de la nave.

  • La arquitectura cisterciense, por tanto, se caracterizó, al menos en sus comienzos (siglos y ), por la carencia absoluta de elementos decorativos, pero también por la incorporación de los adelantos técnicos de su época, en especial el arco apuntado y la bóveda de crucería, elementos básicos igualmente del arte gótico.

  • La cubierta de los brazos es de bóveda de cañón, con cúpula central sobre tambor en el crucero.

  • La cubierta sustituyó la bóveda sexpartita, característica del preclásico, por la bóveda de crucería sencilla o cuatripartita, lo que conlleva la correspondencia de cada tramo de la nave central con uno solo de las laterales, y no con dos, como ocurría con la bóveda sexpartita.

  • La inmensa bóveda está decorada con pinturas de Le Brun, responsable de la decoración del palacio en su calidad de superintendente artístico de todos los proyectos reales, y representa las victorias de Luis XIV.

  • La pieza principal, en el centro de la bóveda, representa el Triunfo de Baco y Ariadna (en la imagen), que refleja el gusto de la tendencia clasicista por el paisaje y el color, en una composición muy dinámica con influencias de Rafael, Miguel Ángel y Tiziano.

  • La primera de ellas, la bóveda, fue un encargo del Papa Julio II, y la segunda, el muro tras el altar, fue ejecutada casi treinta años después.

  • Las cubiertas son las propias del Románico: bóveda de cañón con arcos fajones en la nave central y el transepto, bóvedas de arista en las laterales y el atrio, cúpula sobre trompas en el crucero, y bóveda de horno en el ábside.

  • Las fuentes de luz representadas (la del fondo y la del supuesto tambor de la bóveda, en la parte superior) son secundarias e iluminarían al conjunto de personajes por detrás, por lo que sus efectos quedarían fuera de la percepción del espectador.

  • Las primeras civilizaciones Las primeras civilizaciones imaginaban la Tierra como un gran disco plano que flotaba sobre las aguas de los mares, y los cielos como una especie de bóveda hemisférica apoyada sobre el agua que rodeaba el disco terrestre.

  • Los sistemas de cubierta son los característicos del Románico: la nave central, con bóveda de cañón reforzada por arcos fajones; las naves laterales, con bóvedas de arista por tramos; la tribuna, con bóveda de cuarto de cañón; los ábsides, con bóveda de horno; y la cúpula, con bóveda octogonal sobre trompas.

  • Miguel Ángel pintó en la bóveda de la Capilla Sixtina los relatos de la Creación.

  • Nos ofrece una arquitectura inspirada en el mundo clásico, que se anticipaba al arte románico en algunas soluciones, como la utilización de la bóveda de medio cañón, reforzada al interior con arcos fajones y al exterior con contrafuertes.

  • Podemos encontrar márgenes, barracas de huerta, cabañas de bóveda, balsas y atajavientos, entre otras obras.

  • Por ejemplo, las que hay entre los huesos que forman la bóveda del cráneo.

  • Por encima de la bóveda del cielo había también agua, más allá de la cual se encontraba la morada de los dioses.

  • Por su parte, la bóveda de crucería concentra los empujes en los ángulos y permite cubrir todo tipo de espacios cuadrados o rectangulares, e incluso curvos, como los de la cabecera de la iglesia; además ofrece otras posibilidades, como combinar dos arcos formeros con uno perpiaño (bóvedas sexpartitas).

  • Presa de bóveda .

  • Prueba de ello es que tanto el arco apuntado como la bóveda de crucería no eran elementos originales del Gótico, sino que ya se conocían con anterioridad, y solo se emplearon sistemáticamente cuando fueron necesarios para modificar la estructura de la iglesia.

  • Reaparecieron así los arcos de medio punto, las columnas y pilastras de órdenes clásicos, la bóveda de medio cañón con casetones, las cúpulas como la del Panteón romano, o la decoración de «grutescos» inspirada en la Domus Aurea de Nerón.

  • Se inspiró en la bóveda de la Capilla Sixtina, como demuestra la parcelación del espacio mediante arquitecturas fingidas, con esculturas simuladas y grandiosas figuras desnudas.

  • Su bóveda abierta permite el paso de la luz, que ilumina cenitalmente los grupos escultóricos de la Última Cena y la Virgen con el Niño, en el más genuino espíritu de exaltación religiosa.

  • Su ordenación interior está inspirada en la iglesia de San Andrés de Mantua de Alberti: planta de cruz latina de una sola nave, con bóveda de cañón, y transepto poco marcado, con cúpula que resalta el crucero.

  • Su planta es hexadecagonal al exterior, con un espacio central octogonal cubierto por bóveda de paños y rodeado por un deambulatorio.

  • Sus modelos fueron Miguel Ángel, Rafael, Tiziano y Annibale Carracci, pero en esta bóveda desaparece definitivamente cualquier parcelación espacial y se crea un apoteósico rompimiento de gloria, con una magnífica perspectiva de abajo arriba.

  • Teodora, enmarcada por la bóveda, aparece singularizada también por su mayor altura, el nimbo y la corona, y la riqueza de sus vestidos y joyas.

  • Un rasgo peculiar es que las tres naves (no solo la central) y el transepto se cubren mediante bóveda de cañón con arcos fajones.

  • Una bóveda es la sucesión de varios arcos.

  • Una cúpula es una bóveda semiesférica.

  • Una de las mejores pinturas es sin duda la de la bóveda de la Anunciación a los pastores.

  • Utilizan el arco apuntado y la bóveda de crucería simple (cuatripartita), pero también son características las cubiertas de madera, siguiendo la tradición de las basílicas paleocristianas.