Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

9 oraciones y frases con bélgica

Las oraciones con bélgica que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar bélgica en una frase. Se trata de ejemplos con bélgica gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar bélgica en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • El transporte, el comercio y las finanzas a Las principales concesiones se otorgaron a compañías extranjeras, que importaron el material ferroviario, por lo que la construcción de la red española no estimuló apenas la industria siderúrgica nacional, a diferencia de lo ocurrido en otros países (Gran Bretaña, Bélgica, Alemania).

  • En ese ambiente surgió durante el siglo una excepcional escuela pictórica a la que tradicionalmente se denomina flamenca, aunque en realidad no se circunscribía exclusivamente a las ciudades de la región de Flandes (Brujas, Gante o Amberes), sino que se extendía a los territorios actuales de Bélgica y los Países Bajos.

  • En la segunda oleada, de carácter nacionalista, Grecia y Bélgica consiguieron la independencia.

  • Flandes (los territorios del sur, la actual Bélgica), de población católica, permaneció unido a la corona española y a la Iglesia católica, por lo que allí predominaron los ideales de la Contrarreforma y, por tanto, la temática religiosa, aunque la rica aristocracia local estimuló también la pintura de temas profanos para la decoración de sus palacios.

  • Para ello se siguió el ejemplo de países como Gran Bretaña, Bélgica, Francia o Alemania, cuyas redes ferroviarias estaban revolucionando los transportes y la economía en su conjunto, al facilitar los intercambios y potenciar la industria siderometalúrgica.

  • Recibió diferentes nombres, según los países: Art Nouveau (Francia y Bélgica), Modern Style (Gran Bretaña), Jugendstil (Alemania), Sezession (Viena), Liberty (Italia), Modernismo (España).

  • Se pretendía imitar el ejemplo de países como Gran Bretaña, Bélgica, Francia o Alemania, que habían conseguido revolucionar los transportes terrestres, algo muy necesario en España, dadas las di fi cultades que presentaba esta modalidad de transporte.

  • Sin embargo, España tenía un serio inconveniente con el carbón, sobre todo si se compara su situación con la de países como Gran Bretaña, Bélgica, Alemania o, incluso, Francia: el carbón español era escaso, de mala calidad y caro .

  • Y se suelen distinguir dos grandes tendencias: Una más ondulante, con un amplio desarrollo en Bélgica, Francia y España, particularmente en Cataluña.