Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

14 oraciones y frases con atrio

Las oraciones con atrio que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar atrio en una frase. Se trata de ejemplos con atrio gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar atrio en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Consulta los recursos digitales y define los siguientes términos: bóveda de horno, bóveda anular, atrio, nártex, planta centralizada, planta basilical, planta de cruz griega, deambulatorio, tambor, pechina, cimacio, exedra, contrafuerte, presbiterio, isocefalia, icono.

  • Disponía también de un atrio y de un baptisterio anejo, hoy desaparecidos.

  • En las domus de los adinerados, el larario se situaba generalmente en el atrio; en las casas más humildes, se encontraba en la cocina, cerca del fuego central.

  • En el atrio de la casa se construía una pequeña capilla llamada lararium, donde estaba el fuego de la casa y se depositaban pequeñas figuras de fango o cera que representaban al dios del hogar ( lar familiaris ) y los dos dioses de la despensa ( penates ).

  • En el pasillo que daba al atrio se solían emplazar los dioses del hogar con una lamparilla encendida (larario).

  • Eran sagradas y se ocupaban de velar por el fuego que ardía en el atrio de Vesta en el Foro.

  • Es una pequeña sala situada detrás del atrio.

  • La puerta de entrada da a un vestíbulo que conduce hasta el atrio.

  • Las cubiertas son las propias del Románico: bóveda de cañón con arcos fajones en la nave central y el transepto, bóvedas de arista en las laterales y el atrio, cúpula sobre trompas en el crucero, y bóveda de horno en el ábside.

  • Las domus tenían dos patios rectangulares: el más pequeño (atrio) era el área pública de la casa, y el más grande (peristilo) se destinaba a la familia.

  • Las habitaciones para dormir ( cubicula ) dan al atrio.

  • Su ingreso estaba precedido por un atrio, desaparecido, y un nártex, que no es perpendicular al eje que conduce al presbiterio.

  • Tiene planta basilical de tres naves (más ancha y más alta la central) que culminan en sendos ábsides semicirculares; un transepto que apenas sobresale respecto a las naves laterales; tribuna sobre estas; y un atrio a los pies, abierto al exterior por una arquería de cinco vanos.

  • Un atrio porticado, precediendo el acceso a la basílica, con fuente en el centro, y un nártex en la entrada, reservado a los catecúmenos –los que estaban en fase de instrucción religiosa y aún no habían recibido el bautismo, por lo que no podían permanecer dentro de la basílica en determinados momentos de la liturgia.