Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

16 oraciones y frases con ataques

Las oraciones con ataques que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar ataques en una frase. Se trata de ejemplos con ataques gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar ataques en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Por qué, entonces, no habría que respetar la decisión de quien quiere morir o que lo maten? texto o circunstancia, habrá que defenderla, incluso frente a los ataques de una persona contra sí misma.

  • Ahora bien, no todo pacifismo logra conseguir su función de protección y prevención de ataques a los derechos humanos.

  • Ataques bruscos de pánico con síntomas físicos como palpitaciones, sudor, temblores, sensación de ahogo, dolor de pecho, náuseas, mareos, desorientación, etc. Se tiene una sensación de peligro inminente y un fuerte deseo de escapar.

  • El órgano escogido por la selección natural fue el cerebro, ya que su desarrollo permitía analizar situaciones, recordar comportamientos, intuir intenciones y mejorar las comunicaciones, es decir, que el grupo pudiera prever los ataques de los depredadores, tan peligrosos en campo abierto.

  • El Partenón está concebido en relación con su entorno, la acrópolis de Atenas, recinto sagrado especialmente protegido frente a posibles ataques, en el que cada edificio se ubica según un plan preestablecido.

  • El ser humano reaccionará a los ataques con vacunas, medicinas, etc., y el jugador tendrá que decidir la mejor estrategia para seguir infectando.

  • Este incidente desató una cadena de acontecimientos que escaparon a todo control: enfrentamientos verbales entre los monárquicos del interior del piso y los grupos de la calle, asalto a los talleres del diario monárquico ABC, ataques durante los tres días siguientes a edi fi cios religiosos de Madrid y otras ciudades, con actos de pillaje, quema de conventos, etc. El gobierno no fue responsable directo de los hechos, pero tampoco puso mucho empeño en impedirlos, para no granjearse desde el principio la enemistad de ciertos sectores populares, cuyo anticlericalismo violento era una explosión visceral contra la Iglesia, a la que consideraban demasiado vinculada a los ricos y poderosos.

  • Finalmente, abogó por aplicar su modelo a un tamaño de república más bien extensa, pues solo un Estado grande posee fuerza para defenderse de los ataques del exterior.

  • La ocupación de plazas en el norte de África Finalizada la guerra de Granada, la expansión hacia el Magreb parecía más necesaria y realizable que nunca, para contener la piratería y los posibles ataques de turcos y berberiscos a las costas españolas, aún más extensas tras la conquista del reino nazarita.

  • Pero los ataques, como suele ocurrir en estos casos, sirvieron justamente para ofrecer a la obra una publicidad tal vez desproporcionada.

  • Por otro, recibe más ataques que defensas por parte de los legisladores mediante el divorcio rápido, la equiparación de las parejas de hecho al matrimonio, etcétera.

  • Si bien el desencadenante de la insurrección fue la protesta contra el reclutamiento por la guerra de Marruecos, llama la atención, en cambio, que los ataques se dirigieron prioritariamente contra iglesias, conventos y símbolos religiosos, no contra los estable- cimientos militares o institucionales.

  • Sin embargo, es cierto que muchas personas que han inmigrado a nuestro país sufren el llamado racismo social : ataques verbales, discriminación en el acceso a la vivienda o a los puestos de trabajo, marginación en las relaciones sociales, etc. Es falso vincular la inmigración con la delincuencia o la inseguridad: datos policiales concretos lo desmienten.

  • Sin embargo, la explotación española del Nuevo Mundo tuvo que enfrentarse a dos graves problemas: a Los ataques de piratas, corsarios y fl otas de guerra de países enemigos, que trataban de apoderarse de los importantes cargamentos de oro y plata que traía la fl ota de Indias de regreso a Sevilla, vitales para la monarquía.

  • Sin embargo, los ataques de Franco contra Madrid chocaron, una y otra vez, con la férrea defensa de los madrileños.

  • Sin embargo, necesitaba hacer uso de la filosofía por un doble motivo: en primer término, para de fi nir correctamente sus doctrinas y hacer frente a posibles errores; en segundo lugar, para defenderse de los ataques de los fi lósofos paganos y las persecuciones.