Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

13 oraciones y frases con arquitecturas

Las oraciones con arquitecturas que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar arquitecturas en una frase. Se trata de ejemplos con arquitecturas gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar arquitecturas en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Creaba un espacio ilusorio tridimensional, mediante la representación de arquitecturas, a menudo abiertas al exterior, y a veces con figuras humanas.

  • Desde un punto de vista formal, Tintoretto se apartó una vez más de la normativa clásica y se sirvió de recursos propios del manierismo: Iluminación irreal que sugiere un ambiente prodigioso, sorprendente y efectista (cielo oscuro y amenazador, arquitecturas sobreiluminadas).

  • En la bóveda de la nave principal representó la apoteosis de San Ignacio y la labor de los jesuitas en el mundo, con espectaculares arquitecturas fingidas en perspectiva, que prolongan ilusoriamente las reales del edificio.

  • En sus vedute, Venecia se muestra viva y palpitante, con multitudes en movimiento que sirven de contrapunto al carácter estático de las grandiosas arquitecturas.

  • Este juego de luces y sombras resulta más importante para la creación de espacio que las propias líneas de fuga de las arquitecturas en perspectiva.

  • Las figuras de Piero della Francesca se caracterizan por su actitud ensimismada y su grandioso volumen, que las asemeja a robustas arquitecturas.

  • Los frescos fueron realizados en la primera mitad del siglo a.C. y se clasifican en el segundo estilo pompeyano o arquitectónico, porque las escenas se enmarcan en arquitecturas pintadas que simulan ser reales, creando la ilusión óptica de que el espacio continúa donde solo existe un muro.

  • Para compensar las pequeñas dimensiones reales de la estancia (unos ocho metros de lado), pintó en sus paredes y techo un conjunto de escenas enmarcadas en arquitecturas o paisajes ficticios que crean la ilusión de ser una prolongación del espacio real.

  • Se inspiró en la bóveda de la Capilla Sixtina, como demuestra la parcelación del espacio mediante arquitecturas fingidas, con esculturas simuladas y grandiosas figuras desnudas.

  • Sin embargo, aunque las arquitecturas representadas reflejan las nuevas concepciones, la perspectiva obedece a puntos de vista variables, como en el Gótico, en lo que Ghiberti denominaba «región del ojo».

  • Supuso un retorno al espacio ilusorio tridimensional, combinando las arquitecturas fingidas del segundo estilo y los detalles ornamentales y los cuadros del tercero, en una acentuación de la perspectiva y el efecto teatral.

  • Sus espacios suelen estar ocupados por arquitecturas, y a menudo se reconoce en ellos algunas plazas italianas, como en este cuadro con referencias a la ciudad de Ferrara, donde fue pintado.

  • Y aunque algunas partes se comenzaron en el siglo, su núcleo más importante es de la centuria siguiente y está compuesto por dos palacios adosados: El Palacio de Comares, que rodea el patio de los Arrayanes (imagen superior), característico tipo hispanomusulmán de patio, de planta rectangular y con una alberca que refresca el ambiente y refleja como un espejo las arquitecturas circundantes.