Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

25 oraciones y frases con arquitectónica

Las oraciones con arquitectónica que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar arquitectónica en una frase. Se trata de ejemplos con arquitectónica gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar arquitectónica en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • C. Elementos decorativos Es frecuente que en una obra arquitectónica, además de los elementos propiamente constructivos, existan otros incorporados a ellos, como relieves, pinturas murales o mosaicos, cuya función puede ser meramente decorativa o de otro tipo (didáctica, propagandística, etc.).

  • C. Emplazamiento original y puntos de vista Si la escultura está vinculada a un marco arquitectónico, su punto de vista será único y frontal, y podrá desempeñar una función decorativa (frisos, capiteles de las columnas, etc.) o también arquitectónica (estatuas columnas del Gótico, por ejemplo).

  • Como todo pueblo nómada en origen, los visigodos carecían de tradición arquitectónica.

  • El Gótico flamígero (siglo ), última etapa en la que la decoración se hizo cada vez más abundante y llegó incluso a ocultar la estructura arquitectónica del edificio.

  • El proyecto incluía tanto la estructura arquitectónica como el programa escultórico de las tumbas, pero ahora nos ocuparemos solo de la primera.

  • El resultado fue una reinterpretación de la Antigüedad, cuya concepción arquitectónica se adaptó libremente a las nuevas necesidades, pero sin caer en la imitación.

  • Elabora un resumen de su trayectoria arquitectónica y comenta brevemente una obra significativa de cada uno de ellos (te recomendamos el Palau de la Música Catalana, de Domènech i Montaner, y el Parque Güell, de Gaudí).

  • En estos cuadros tanto las figuras, como la composición en su conjunto, presentan una estructura arquitectónica, compuesta de formas geométricas elementales.

  • En definitiva, el monasterio de El Escorial no solo fue la obra arquitectónica más importante de la Contrarreforma católica, sino también y sobre todo la imagen de la grandeza y severidad de la monarquía de Felipe II; una monarquía que, como el monasterio, estaba aislada y encerrada en sí misma.

  • En este mismo sentido, el Modernismo se interesó por la obra de arte total, desde la estructura arquitectónica hasta el diseño de muebles y utensilios domésticos, con una estética elegante y placentera, que recuerda en sus planteamientos e, incluso, en algunas de sus formas, al Rococó.

  • En su estilo resulta evidente la influencia italiana, tanto la sienesa de Duccio (figuras alargadas, de idealizada belleza, actitudes delicadas y expresiones dulces), como la florentina de Giotto (corporeidad de las figuras e interés por la representación espacial, paisajística o arquitectónica).

  • Este procedimiento, justificado por la austeridad del momento, se convirtió después en el rasgo distintivo de una corriente arquitectónica británica, conocida precisamente como «nuevo brutalismo», que atribuía valor estético a la exposición de los materiales toscos.

  • F. Relación con el entorno Una construcción arquitectónica siempre está en relación con un determinado entorno, natural o urbano.

  • La actividad arquitectónica más frecuente consistió en la ampliación o mejora de obras preexistentes, a las que se añadieron fachadas, torres, sacristías, etc. Fue frecuente el empleo de materiales pobres, que ocultaban su apariencia con pinturas y otros elementos decorativos; es el caso, por ejemplo, de las cúpulas encamonadas, hechas de materiales ligeros y de bajo coste (cañas, madera, etc.) recubiertos de yeso.

  • La actividad arquitectónica más frecuente consistió en la mejora de edi fi cios preexistentes, a los que se añadieron en el nuevo estilo fachadas, torres, sacristías, etc., empleando con frecuencia materiales pobres que ocultaban su apariencia con pinturas y otros elementos decorativos.

  • La cúpula de Brunelleschi fue la más grande de cuantas se habían construido hasta entonces y, aunque en gran medida estuvo condicionada por la estructura preexistente de la catedral gótica, se puede considerar la primera gran obra arquitectónica del Renacimiento italiano.

  • La estatuaria llegó prácticamente a desaparecer y el relieve se limitó a la decoración arquitectónica de capiteles y otros elementos, con motivos geométricos o vegetales, y a los trabajos de marfil o plata en relicarios, objetos litúrgicos, placas decorativas de muebles, etc. Algo parecido ocurrió con la pintura mural, a causa de la predilección bizantina por el mosaico para el revestimiento de muros.

  • Las que presentan una estructura arquitectónica más sorprendente son las barracas de huerta.

  • Lo normal en toda obra arquitectónica es que se destine al desarrollo de algún tipo de actividad o función (vivienda, actos religiosos, representaciones teatrales, recepciones, etc.).

  • Pero la iglesia románica no es solo una estructura arquitectónica, en la que se acoge a la comunidad de fieles y se celebran determinados oficios litúrgicos.

  • Por otra parte, todo el conjunto tiene un intencionado carácter teatral puramente barroco: la historia se desarrolla dentro de una estructura arquitectónica de líneas quebradas y curvas, a modo de escenario, y en las paredes laterales de la capilla sendos relieves simulan palcos en profundidad desde los que se asoman diversos espectadores –los miembros de la familia Cornaro, que encargó la obra–, para contemplar el milagro como si se tratara de una puesta en escena.

  • Se buscaba el impacto visual y para ello se recurrió con frecuencia al exceso decorativo, que a veces llega a ocultar la estructura arquitectónica, frente a la sencillez de líneas del edificio renacentista, que facilita la percepción de su estructura.

  • Si se observa con detenimiento, los elementos arquitectónicos (pilastras, ménsulas, nichos, vanos) carecen, en su mayoría, de una función arquitectónica real (sustentar u ordenar el espacio) y su principal cometido es dotar de plasticidad al muro, como si fueran un complemento de las esculturas que allí se iban a albergar.

  • Un creciente interés por las proporciones y la estructura arquitectónica, que supuso la sustitución definitiva de la concepción gótica del edificio por la renacentista, aunque a menudo con rasgos propios ya del manierismo italiano contemporáneo.

  • Un hecho de tal magnitud tenía que repercutir necesariamente en la evolución del arte, ya que las prácticas rituales del cristianismo, muy distintas de las paganas, exigían una tipología arquitectónica adaptada específicamente a ellas, y las creencias dogmáticas o morales afectaban a la iconografía y a la función de las artes figurativas.