Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

5 oraciones y frases con armadas

Las oraciones con armadas que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar armadas en una frase. Se trata de ejemplos con armadas gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar armadas en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • El aspecto más original –y uno de los que resultaron más polémicos– es la organización territorial del Estado, que no responde ni al modelo de Estado unitario ni al de Estado federal, sino que adopta una estructura intermedia, que se podría de fi nir como Estado unitario descentralizado o Estado unitario de las autonomías : a Es un Estado unitario porque la Constitución establece la « indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles», y además porque el Estado tiene competencia exclusiva en numerosas materias fundamentales –relaciones internacionales, defensa y Fuerzas Armadas, administración de justicia, legislación en muy diversos campos, etc.– b Sin embargo, se reconocen las diferentes comunidades históricas de España, a las que se concede un amplio margen de autonomía, concretado en la instauración de órganos de gobierno propios, con importantes competencias e, incluso, con la posibilidad de elaborar leyes propias en los ámbitos que no son materia exclusiva del Estado.

  • La amenaza de un golpe militar crecía con las provocaciones y los atentados del terrorismo, dirigidos en especial contra las Fuerzas Armadas.

  • La patronal catalana, por su parte, respondió con igual dureza: frente a la huelga obrera, el lock-out o cierre temporal de la empresa por decisión del dueño; y frente a la acción directa o «terrorismo rojo», el «terrorismo blanco» o contratación de pistoleros y bandas armadas para asesinar a dirigentes obreros y sindicales .

  • Le corresponde el mando supremo de las fuerzas armadas, en defensa de la unidad de la nación española en el interior y de la integridad de su territorio frente al exterior, así como el alto patronazgo de las reales academias.

  • Ni el Gobierno ni la corona pudieron impedir que el alto mando de las Fuerzas Armadas se reuniera y publicase una declaración en la que «repudiaba» la legalización del Partido Comunista.