Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

27 oraciones y frases con argumentación

Las oraciones con argumentación que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar argumentación en una frase. Se trata de ejemplos con argumentación gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar argumentación en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • «La práctica de la argumentación simplemente sigue esta acción comunicativa, si bien en el nivel reflexivo.

  • A veces se habla de retórica o de dialéctica para hacer referencia al arte de la argumentación, no solo desde un punto de vista lógico, sino también desde la perspectiva de la persuasión.

  • Ahora se trata de va-lorar esa argumentación tratando de sacar a la luz posibles defectos en el razonamiento, tales como: cuando la conclusión no se de-riva lógicamente de las premisas, o cuando el razonamiento es incoherente o no está su fi cien-temente fundamentado.

  • Anota en cada una de ellas el punto de partida, la argumentación intermedia y la conclusión.

  • Aquí debemos distinguir entre la crítica de los términos-tesis y la crítica de la argumentación: Crítica de los términos y de la tesis fi losó fi ca: se trata de una operación mucho más personal que las anteriores, pues la crítica se lleva a cabo mediante la comparación del pensamiento del autor del texto con el de otros autores que han escrito sobre el mismo problema, elegidos por el comenta-rista (bien para corroborarlo, bien para refutarlo total o parcialmente).

  • Crítica de la argumentación: mediante el análisis descubrimos la estructura del texto y reconstruimos la argumentación del autor.

  • El comentarista se convierte en fi lósofo, por lo que su argumentación debe constituir una re fl exión pro-funda sobre el problema.

  • El texto pretende explicar cómo funcionan la argumentación y los discursos, y cuáles han de ser los principios que rigen los procesos comunicativos.

  • Era una pura formalidad para legitimar el empleo de la fuerza, ya que los nativos no entendían la argumentación y, hasta que se emplearon intérpretes, ni siquiera la lengua.

  • Es preciso evitar caer en el extremismo, sopesar bien los pros y los contras, razonar con coherencia, presentar es relativamente fácil incurrir en exageraciones o dogmatismos, es conveniente ser precavidos, pues lo que se mide en esta actividad es, ante todo, la capacidad de comprensión y argumentación acerca de determinadas cuestiones filosóficas.

  • Es muy importante la argumentación y el equilibrio, así como buscar ejemplos o sacar consecuencias de las ideas del texto y del juicio personal sobre ellas.

  • Es racional, así, el enunciado que concita el consenso de los participantes en una argumentación, es decir, que otro sujeto puede aceptar en base a razones.

  • Fundamenta tu argumentación en algún texto del Magisterio de la Iglesia.

  • Husserl llega a extremar más su argumentación, hasta acercarse a la perspectiva idealista.

  • Las creencias, por el contrario, no son fruto de una argumentación: ya están ahí cuando pensamos o actuamos sobre algo.

  • Lo relevante es que nuestra argumentación tenga una base fi losó fi ca.– Lo anterior no debe llevarnos a con-fundir la aportación personal con una mera opinión improvisada.

  • Los ejemplos muestran claramente que los esquemas de argumentación no son válidos.

  • Para conseguirlo, hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:– Elementos y contexto de la situación o el con fl icto que se va a representar.– Relación entre los personajes.– Cómo ve nuestro personaje la realidad: qué piensa y por qué (contexto cultural, argumentación).– De qué modo siente la realidad: qué sentimientos despierta en él lo que ve.– Cómo se prevé que actuará ante la situación que se va a esceni fi car y ante los demás personajes.

  • Para lograr su objetivo, la filosofía se sirve de un método e integra armónicamente todos los recursos cognoscitivos del ser humano: la experiencia sensitiva, la abstracción intelectual, el razonamiento lógico, la argumentación discursiva, etcétera.

  • Por eso, los participantes individuales en la argumentación que siguen, manteniendo su orientación al entendimiento, por un lado, permanecen ligados en una práctica ejercida en común; y por otro, bajo la suave coacción del mejor argumento, deben tomar posición respecto de las pretensiones de validez fundadas desde el juicio propio y autónomo».

  • Pues bien, el relativismo cultural impide que encontremos un fundamento que permita una argumentación seria —racional— frente a esos legisladores.

  • Recuerda que tu argumentación debe ser pacífica, bien argumentada y estar presidida por la comprensión y el respeto al otro.

  • Se trata de una cuestión muy relevante, por ejemplo, en la política contemporánea, en la que la fragmentación ideológica hace necesarios el consenso y En cuanto a mi opinión personal, me gustaría señalar que, pese a la importancia de la argumentación y del diálogo en las sociedades contemporáneas, lo cierto es que que acompañan a las nuevas formas de comunicación.

  • Sin embargo, más que las propias opiniones, lo que sión y de argumentación del comentarista.

  • Su fi nalidad es explicar los términos y las tesis fi losó fi cas que aparecen en el texto, así como la estructura de la argumentación que ha empleado el autor.

  • Tomás de Aquino y Kant lo criticaron, mientras que Descartes lo adoptó en su argumentación sobre la existencia de Dios.

  • Valora en qué medida redactar la exposición anterior te ha ayudado a desarrollar tu capaci-dad de comprensión y argumentación.