Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

42 oraciones y frases con apolo

Las oraciones con apolo que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar apolo en una frase. Se trata de ejemplos con apolo gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar apolo en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • «Conócete a ti mismo», máxima grabada en el frontón del templo de Apolo que predicaba la necesidad del conocimiento propio para adquirir la sabiduría.

  • Al ganar Apolo, ató a Marsias a un árbol y lo despellejó.

  • Apolo cuida de actividades como la música y la poesía, y dirige el oro de las Musas.

  • Apolo (Febo), venerado principalmente en los centros de Delfos y Delos, es el hijo de Zeus y Leto, y nació en la isla de Delos.

  • Apolo instaló en ella a la Pitia, que transmite las respuestas de los dioses.

  • Apolo la mató con su arco y se apropió de este lugar sagrado.

  • Apolo Licio, copia romana de un original griego del siglo aC (Museo del Louvre).

  • Ares es poco apreciado los dioses, pues es viole caracterizan todos los s guerra: armadura, casco ductor y tiene distintos hi mortales, tan sanguinario Apolo es hijo de Zeus y hermano gemelo de la diosa Ártemis.

  • Así, favorecieron a los griegos Atenea, Hera y Poseidón; Afrodita, Apolo, Ares y Ártemis estaban de parte de los troyanos.

  • Busca en Internet o en otra fuente la imagen e información sobre el «Apolo de Belvedere» y sobre el «Perseo» de Canova.

  • Camino que conducía hasta el templo de Apolo.

  • Consulta los recursos digitales y explica brevemente los siguientes temas iconográficos aparecidos en las obras de esta unidad: Apolo, Santa Teresa, Baco, San Mateo, Muerte de la Virgen, Huida a Egipto, Adoración del nombre de Jesús, San Ignacio, Tres Gracias.

  • Cuando Apolo llegó al santuario, lo encontró custodiado por una serpiente llamada Pitón.

  • Dafne se convirtió en laurel para huir de la persecución de Apolo.

  • De esta resolución nació el programa Apolo, cuyo único propósito era conseguir la llegada de astronautas norteamericanos a la Luna antes de que acabara la década de los sesenta.

  • El cohete Saturno V se componía de tres fases y su función era sacar la nave Apolo de la atracción terrestre.

  • El cuadro representa el momento en que Apolo informa a Vulcano, dios herrero y aquejado de cojera, de los amores adúlteros de Venus, su esposa, con Marte, el dios de la guerra, provocando la sorpresa en todos los presentes.

  • El oráculo de Delfos, que permitía preguntar al dios Apolo, fue el más célebre de la Antigüedad.

  • El oráculo de Delfos, que permitía preguntar al dios Apolo, era uno d los más célebres de la Antigüedad.

  • En el transcurso del segundo año del asedio, la troyana Criseida, hija de un sacerdote de Apolo, fue capturada y entregada como botín a Agamenón, jefe de los ejércitos griegos.

  • En primer lugar, la persona que realizaba la consulta tenía que dirigirse a la parte más íntima del templo de Apolo, donde se encontraba la Pitia instalada en un trípode.

  • En su éxtasis inspirado por Apolo, la pitia pronunciaba palabras incoherentes que eran recogidas, interpretadas y redactadas en verso o en prosa por un sacerdote.

  • En todos ellos se pueden apreciar los siguientes rasgos característicos: La desnudez, reservada a los atletas y a Apolo, su dios protector.

  • Enfurecido, el rey Apolo envió una peste al campamento griego y Agamenón no tuvo más remedio que liberar a su esclava.

  • Eros, el dios del amor, lanzó dos flechas: una a Apolo, con la punta de oro, que provocó que ese dios se enamorara de Dafne, y otra con la punta de plomo, a Dafne, que provocó que la ninfa lo rechazara.

  • Es protector de los ladrones: el mismo día de su nacimiento, robó a su hermano Apolo los rebaños que este custodiaba.

  • Es hermana gemela de Apolo y le gusta mucho la caza.

  • Esta se había purificado, había bebido agua de la fuente Castalia y masticaba hojas de laurel, el árbol consagrado a Apolo.

  • Estatua de Apolo.

  • Este nombre procedía de Apolo, que en Delfos recibía el nombre de Apolo Pitio, porque había vencido a la serpiente Pitón.

  • Finalmente, Leto fue aceptada en la isla de Delos, donde tuvo dos hijos, Apolo y Ártemis.

  • Fócida, donde estaba el monte Parnaso, residencia de las musas, y el santuario de Delfos, consagrado a Apolo.

  • Fue consultado hasta el siglo a. C. Según la leyenda, el santuario de Delfos fue fundado por el mismo dios Apolo: este dios había nacido en la isla de Delos, pero se estableció en Delfos poco después de nacer.

  • La escultura plasma el movimiento en pleno desarrollo: Apolo está corriendo y la ninfa está empezando a convertirse en laurel por las manos.

  • La mandó erigir un tirano de Sicilia, Polyzalos de Gela, para dejar memoria de su triunfo en una carrera de carros en los juegos pitios, que se celebraban en Delfos en honor de Apolo.

  • Marsias retó a Apolo a un concurso de flauta.

  • Normalmente se erigían en los grandes santuarios panhelénicos, como el de Delfos, donde se encontraba el oráculo de Apolo.

  • Representa el momento en que Apolo alcanza a la ninfa Dafne, que huye porque no quiere ser seducida por el dios, y a su contacto invoca a su padre, el dios río Peneo, que la transforma en laurel.

  • También hizo instrumentos como el cetro y la égida de Zeus, el tridente de Poseidón, las flechas de Apolo y Ártemis y el carro alado de Helios.

  • Técnicamente, esta obra presenta aún rasgos de su etapa sevillana, como los colores terrosos, el dibujo detallado, o el contraste de luces y sombras, aunque ya se ha abandonado el tenebrismo inicial; pero la composición refleja la influencia del clasicismo italiano, destacando en este sentido la figura de Apolo y el cíclope de espaldas, que con sus actitudes estáticas y relajadas recuerdan a los héroes de la estatuaria antigua, en contraposición a la vulgaridad de las otras figuras.

  • Templo de Apolo, donde estaba la Pitia.

  • Zeus le ordenó que se los devolviera, pero Apolo se los dio a cambio de una lira que Hermes acababa de fabricar con la coraza de una tortuga y los intestinos de un buey.