Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

27 oraciones y frases con anchura

Las oraciones con anchura que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar anchura en una frase. Se trata de ejemplos con anchura gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar anchura en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Qué anchura real tiene la ventana?

  • A pesar de esto, si la anchura del campo magnético constante no es muy grande, su efecto será muy parecido al del campo eléctrico uniforme.

  • Al darle tamaño a la anchura ( Fill parent ) permite centrar el título.

  • Averigua las medidas aproximadas de la altura, la anchura y la longitud del edificio.

  • Calcula a ojo algunas longitudes del aula, como la anchura de tu mesa, la altura de la puerta o la longitud de la pizarra.

  • De igual anchura que la nave central, consta de tres vanos con arcos todavía escasamente apuntados, y las esculturas que cubren sus jambas, dinteles, tímpanos y arquivoltas son de diferentes artistas.

  • Dos elevadas torres gemelas sin agujas que flanquean un cuerpo cuya anchura coincide con la de la nave central.

  • El aumento del caudal origina que la anchura y la profundidad del cauce se incrementen, lo que puede originar inundaciones.

  • El código de barras consiste en una serie de bandas negras de diferente espesor y anchura situadas sobre el fondo blanco.

  • El módulo que define todo el sistema de proporciones es la distancia entre las pequeñas cabezas que recorren el entablamento: multiplicado por dos da la anchura de las calles laterales; por cuatro, la del arco de entrada central; la anchura total de la fachada es igual a su altura hasta el vértice del frontón; y así sucesivamente.

  • El tipo más frecuente es el de tres aberturas con arcos de medio punto, en el que el central es el más alto y tiene más luz (anchura).

  • El triforio, galería estrecha sobre el muro de la nave central –abierta a esta generalmente mediante triforas o ventanas de tres vanos–. No debe confundirse con la tribuna –de anchura igual a la de la nave lateral sobre la cual discurre–, que en el Gótico tiende a desaparecer, pues su función de contrarresto la desempeñan los arbotantes.

  • En cada uno de los formatos la longitud corresponde a la anchura del formato anterior.

  • Este modelo de fachada representa una referencia explícita a la Antigüedad, y más coherente, pues no se inspira en el arco de triunfo, como había hecho Alberti, sino en el propio templo romano, y además mantiene una perfecta correspondencia, en altura y anchura, con las diferentes naves.

  • La altura de las fachadas se corresponde con la del conjunto del edificio y es prácticamente igual a su anchura (ocho metros), por lo que el volumen exterior, si se prescinde del ábside mudéjar añadido en uno de sus lados, tiene forma cúbica.

  • La anchura podía variar según la importancia de la vía.

  • La planta, como todo el edificio, es de gran complejidad, pero se puede reducir esencialmente a una cruz latina, formada por cinco largas naves longitudinales, de las cuales la central tiene el doble de anchura que las laterales; las naves del transepto son de la misma anchura que sus correspondientes longitudinales, pero se reducen a tres: una central y dos laterales.

  • La ventaja de este tipo de perspectiva es que la proporción entre la altura, la anchura y la profundidad del objeto se mantienen en relación a las medidas reales, ya que los tres ejes forman el mismo ángulo entre sí.

  • Otro rasgo definitorio de las iglesias de peregrinación, aunque no se percibe en la planta, es la existencia de tribunas, galerías que transcurrían por encima de las naves laterales, de igual anchura que ellas y con arcos que se abrían a la nave central.

  • Pero el enorme peso de la cubierta exigía utilizar robustos sistemas de soporte (gruesos muros reforzados por contrafuertes exteriores, pilares y columnas interiores de gran anchura), lo que explica la escasez de vanos (puertas y ventanas) para no debilitar el muro.

  • Por ello, la proporción entre la altura y la anchura se mantienen en relación a las medidas reales, mientras que la proporción con la profundidad varía.

  • Se dispone de diferentes objetos básicos, como esferas, prismas, cubos, cilindros o conos, que se crean con un solo comando y cuyos parámetros geométricos (radio, anchura, altura, etc.) se determinan.

  • Señaló entonces que e la primera idea clara y distinta que aparece en l nuestra mente referida a los objetos materiales n es la de extensión en el espacio según tres dimensiones: longitud, anchura y profundidad.

  • Si conocemos la energía comunicada a los electrones por la diferencia de potencial entre el cátodo y el ánodo, podemos calcular la desviación que tendrán al cruzar la anchura de las placas cargadas y, finalmente, veremos la desviación posterior hasta que impacten sobre la pantalla fosforescente.

  • También maravillan sus armoniosas proporciones: la anchura de la nave central es el doble que la de las laterales, y la longitud del transepto equivale a la del cuerpo principal (sin considerar el pórtico ni el ábside de la cabecera).

  • Tomaréis las siguientes medidas para cada alumno: altura (m), peso (kg), anchura pie (cm), largo pie (cm), superficie de la planta (cm ) (considerad el pie como si fuera un rectángulo).

  • Uno de los rasgos que destacan en la catedral de Santiago es su gran tamaño en longitud y en altura; esta es casi el triple de su anchura, cuando lo normal en el Románico era no superar el doble.