Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

8 oraciones y frases con análogas

Las oraciones con análogas que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar análogas en una frase. Se trata de ejemplos con análogas gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar análogas en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Ejemplos de la importancia del contexto para el significado de los términos son expresiones análogas como yo me lavo las manos o no seas Judas .

  • El campo magnético ejerce sobre estos cuerpos fuerzas análogas a las que realiza el campo eléctrico en las cargas eléctricas.

  • Este equipo tiene características análogas al DEA; no obstante, requiere que una persona pulse el botón de descarga para activarlo (el de la imagen).

  • Las alas de un ave y las de un murciélago son homólogas, ya que ambas derivan del quiridio de un reptil, y, por otra parte, son análogas, ya que las adaptaciones de su estructura interna al vuelo son diferentes.

  • Las radiaciones γ son ondas electromagnéticas análogas a las de la luz, pero de menor longitud de onda.

  • No se ocultan al Gobierno provisional los inconvenientes inseparables de esta transformación, como de todas las operaciones análogas, ni desconoce el sacrificio que para realizarla deberá imponerse el país.

  • Pensar que los problemas relacionados con el desarrollo demográ fico de los países más desarrollados se solucionarían con respuestas análogas a las que tienen lugar en los ecosistemas naturales equivale a dejar la evolución de la sociedad a merced de las guerras, las epi -demias y el hambre (en analogía a los mecanismos de competencia que se dan entre las diferentes especies que quieren ocupar el mismo nicho ecológico).

  • Sobre estos cuerpos, el campo magnético ejerce fuerzas análogas a las que ejerce el campo eléctrico sobre las cargas eléctricas.• Las fuerzas entre el imán y los cuerpos magnéticos son siempre fuerzas de atracción.• No todos los cuerpos son sensibles al campo magnético.