Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

11 oraciones y frases con amos

Las oraciones con amos que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar amos en una frase. Se trata de ejemplos con amos gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar amos en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Aunque el amo tenía cualquier derecho sobre el esclavo, incluyendo el de apalearlo y matarlo, la opinión popular censuraba a los amos demasiado severos.

  • Desarrollaron una importante actividad mercantil y se convirtieron en los amos del Mediterráneo en los siglos a aC. La aportación fenicia más importante fue el alfabeto.

  • Ello, junto con el hecho de que eran unas diez veces superiores en número a sus amos, comportó el estallido de revueltas frecuentes.

  • En alguna ocasión se condenó a amos excesivamente crueles.

  • Jurídicamente, los libertos, a pesar de ser libres, eran ciudadanos incompletos, ya que continuaban ligados como clientes a la familia de sus antiguos amos y no tenían derechos políticos.

  • Los amos, en general, no los maltrataban para no causar daño a su propiedad.

  • Poco después, un edicto de Nerón, posiblemente redactado a petición de Séneca, que durante toda su vida reivindicó para los esclavos la dignidad de hombres, ordenaba al prefecto de la ciudad que atendiera e instruyera las causas en que los esclavos se quejaran de la injusticia de sus amos.

  • Por descontado, todo lo que se ha expuesto se refiere en exclusiva a las mujeres libres, ya que las esclavas, como los hombres de esa misma condición, estaban sometidas por completo a la voluntad de sus amos.

  • Por desgracia, siempre hay personas que no tienen inconveniente en perjudicar a los demás con tal de obtener algún beneficio: sin una ley y sin una autoridad que la aplique, los delincuentes serían los amos de la sociedad.

  • También se intercambiaban los papeles entre los esclavos y sus amos.

  • Tampoco podían tener bienes propios, y los amos ejercían sobre sus eslavos un poder absoluto que les permitía incluso matarlos.