Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

32 oraciones y frases con amar

Las oraciones con amar que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar amar en una frase. Se trata de ejemplos con amar gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar amar en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Hasta dónde se puede amar?

  • Además, sus actos personales más específicos, como el entender y el amar, se dirigen a otras personas, en una labor conjunta de personalización.

  • Afirmar que algo tan complejo y maravilloso como el pensamiento o la libertad surge de la materia, es señal de miopía en investigación y de haber sobrepasado el campo de la ciencia positiva: la libre decisión de amar a alguien no se puede explicar únicamente por la materia.

  • Ahora bien, cada ser humano vive constantemente situaciones que son nuevas para él y en ellas es donde debe saber aplicar esos principios o ley natural general (que habla siempre de normas o bienes universales: amar a Dios y al prójimo, no mentir, etcétera).

  • Aprendiendo a amar como amaba y ama Jesús.

  • Caridad: virtud teologal, es decir, infundida en el alma, que capacita para amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo.

  • De ahí que se pueda afirmar que la última respuesta a qué sea la persona es la capacidad de amar y de ser amado.

  • De manera análoga, serían modos de la sustancia pensante amar, odiar o juzgar.

  • Desde el inicio de su vida moral, el ser humano experimenta de modo natural que debe amar el bien y evitar el mal.

  • El amor hacia los desfavorecidos exige que el cristiano viva el desprendimiento, ya que la virtud de la pobreza libera el corazón del hombre para que pueda amar más a Dios y a sus semejantes.

  • El primer criterio es amar con las obras, no con las palabras.

  • El profesor Hobby decide crear un novedoso robot, David, capaz de amar.

  • El saber buscado La palabra filosofía procede del griego y se compone del verbo philêin (‘amar’) y el sustantivo sophía (‘sabiduría’).

  • Esta afirmación conduce a las siguientes conclusiones: Su ser consiste en amar.

  • Esta ideología puede acabar por deformar la conciencia, de tal modo que amar se identifique con sentir y ser libre, con la búsqueda de la satisfacción inmediata.

  • La verdad del hombre consiste en amar... y en ser amado.

  • La capacidad de salir de uno mismo y de amar a los demás se expresa culturalmente en las formas de relacionarse y de respetar la dignidad humana.

  • La ley de Cristo es la plenitud de la ley natural, que se resume en el mandamiento de amar a Dios y al prójimo.

  • Nadie que conozca el significado de la palabra amar permitiría que un amigo cayera en la drogadicción sin hacer algo para impedirlo.

  • No es capaz de ver la grandeza de lo que tiene delante, con lo que se acorta su capacidad de amar.

  • Para amar a alguien como se merece, hay que conocerlo y respetarlo; de esta manera, el amor por el otro no se reducirá a un medio para amarnos a nosotros mismos.

  • Para amar al prójimo debemos aprender a amar como ama Jesús; hemos de excluir todo lo que nos aleje de la fidelidad al bien de los demás.

  • Por ello, solo logrando su muerte, los individuos pueden deshacerse de la creencia en otros mundos y amar solamente este.

  • Quienes obran voluntariamente en su contra, actúan mal y se convierten en desgraciados; por el contrario, quienes obran de acuerdo con ella alcanzarán la verdadera felicidad: contemplar y amar a Dios.

  • Se corresponde con la intimidad humana: la capacidad de conocer y de amar, la conciencia de existir, la capacidad de encaminar la vida según unos valores que van más allá de los bienes materiales.

  • Sí, en cambio, al dolor que purifica nuestros pecados y que nos invita a aprender a amar de nuevo.

  • Siguiendo a Brentano, subrayó que la conciencia es intencional, es decir, que está formada —como correlato necesario— por la referencia a un objeto (así, el acto de amar está constituido por lo amado ; el de percibir, por lo percibido, etc.).

  • Todos lo sabemos: nuestro Padre no se cansa jamás de amar y sus ojos no se cansan de mirar el camino que conduce a casa, para ver si regresa el hijo que se marchó y se perdió.

  • Trabajo quiere decir dignidad, trabajo quiere decir llevar el pan a casa, trabajo quiere decir amar.

  • Una primera condición para esa adquisición es aprender a amar con el cuerpo.

  • Y muchos de ellos han argumentado a favor de la existencia en el ser humano de una parte inmaterial y, por tanto, indestructible, en la que residen las potencias espirituales de la persona y que la hacen capaz de actos inmateriales: pensar, amar, hablar, crear símbolos, etcétera.

  • Y, sin embargo, ¿cómo no vamos a luchar por adquirir la habilidad que nos permita amar y ser amados?