Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

7 oraciones y frases con aliento

Las oraciones con aliento que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar aliento en una frase. Se trata de ejemplos con aliento gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar aliento en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Cuando los más fornidos atletas se ejercitan moviendo las manos con pesas de plomo, cuando se fatigan o dan la impresión de fatigarse, escucho sus gemidos; cuantas veces exhalan el aliento contenido, oído sus chiflidos y sus jadeantes respiraciones.

  • La caries dental es una de las dolencias síntomas son mal sabor de boca, mal aliento y dolor al tomar líquidos y sólidos tanto fríos como calientes.

  • La muerte consiste precisamente en la fractura de la unión entre estos dos principios, la separación de ese aliento o forma vital del cuerpo, que sin este orden se corrompe y divide.

  • Los griegos y romanos se referían a un aliento divino que las musas infundían en algunos hombres.

  • Pero yo afirmo que, en tal caso, una acción como esa, por muy conforme al deber, por muy amable que sea, no tiene sin embargo verdadero valor moral, sino que corre pareja con otras inclinaciones, por ejemplo, con la inclinación a la honra, la cual, cuando afortunadamente da en lo que en realidad es de común utilidad y conforme al deber, y por tanto digno de honra, merece alabanza y aliento, pero no alta estima, pues le falta a la máxima el contenido moral, a saber, hacer esas acciones no por inclinación, sino por deber».

  • Pero, como en todo arte simbólico, no todos los motivos tenían siempre el mismo significado; así, por ejemplo, la figura de un león podía representar a Cristo, pero también la fuerza del mal, dependiendo del contexto; o el tetramorfos (las cuatro formas vivientes) podía simbolizar a los cuatro evangelistas, pero también las cuatro etapas de la vida de Cristo: nacimiento (el hombre), sacrificio y muerte (toro), resurrección (el león, pues se creía que después de nacer los cachorros pasaban tres días muertos hasta que el padre los devolvía a la vida con su aliento) y ascensión a los cielos (el águila).

  • Por ejemplo, cuando se le echa el aliento a un mineral de arcilla huele a tierra húmeda.