Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

13 oraciones y frases con alhambra

Las oraciones con alhambra que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar alhambra en una frase. Se trata de ejemplos con alhambra gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar alhambra en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Alicatados de la Alhambra.

  • Cerámica del zócalo de la Alhambra.

  • Compara el Mirador de Daraxa de la Alhambra y el Patio de las Muñecas de los Alcázares Reales de Sevilla.

  • El palacio de Carlos I en la Alhambra, de Pedro Machuca, es una buena muestra –véase imagen siguiente–. En escultura la evolución fue semejante a la de la arquitectura: a partir de un acusado goticismo inicial se fue incorporando poco a poco la in fl uencia renacentista italiana.

  • En cambio, de los almohades se pueden apreciar en Sevilla, la que fuera su capital en Al Ándalus, dos magní fi cos ejemplos: la Torre del Oro y la Giralda, esta última era el minarete de la mezquita, que ocupaba el solar de la catedral actual –véase imagen inferior–. Por último, el arte nazarí de Granada (siglos xiv y xv ) nos ha legado otra magní fi ca obra: el palacio de la Alhambra, el mejor y más antiguo de los palacios islámicos conservados –véase imagen superior–. Sus pobres estructuras están enmascaradas por una fantástica decoración, que cubre por completo techos y muros, con motivos vegetales, geométricos y epigrá fi cos.

  • Es el mejor ejemplo de mudéjar cortesano y emula el Palacio de los Leones de la Alhambra de Granada.

  • Estas características son aún más evidentes en la residencia veraniega del Generalife, situado frente la Alhambra.

  • Este edificio, concebido como complemento de la residencia privada de los reyes en la Alhambra, tenía como función servir de escenario a los actos oficiales de la Corte y con él Carlos I pretendía ofrecer una nueva imagen de su reinado.

  • La Alhambra en realidad son dos palacios unidos: uno en torno al patio de los Arrayanes y el otro en torno al patio de los Leones.

  • La Alhambra, como todos los palacios islámicos, presenta ciertos rasgos peculiares: carece de fachadas ostentosas, pero sus interiores son lujosos, confortables y refinados; las estancias se articulan en torno a patios interiores y se yuxtaponen sin un sentido claro de ordenación espacial; y los límites entre edificación y naturaleza tienden a difuminarse.

  • La Alhambra.

  • La experiencia placentera de la Alhambra se completaba con la lectura de los versos de Ibn al Jatib o Ibn Zamrak (poetas granadinos del siglo ), que decoran fuentes y muros y en ocasiones informan sobre el significado o función de algunas estancias.

  • Su arquitectura, con magníficas realizaciones como los palacios del Generalife o la Alhambra, presenta los siguientes rasgos: Pobres estructuras constructivas enmascaradas con una profusa decoración y con revestimientos de materiales diversos: mármoles en los suelos, cerámica vidriada (alicatados) en los zócalos, y yeso o estuco en la parte superior.