Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

17 oraciones y frases con alfonso

Las oraciones con alfonso que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar alfonso en una frase. Se trata de ejemplos con alfonso gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar alfonso en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Alfonso X, Código de las Partidas (siglo ) .

  • Cánovas del Castillo fue la gran fi gura política del momento y el artí fi ce de la Restauración, ya que fue él quien preparó la vuelta a España –y al trono– de Alfonso XII, hijo de Isabel II.

  • E que por cuanto Don Juan Alfonso, conde de Niebla, e Don Alvar Pérez de Guzmán, alguacil Mayor de Sevilla, hicieron azotar un hombre que hacía mal a los judíos, todo el pueblo de Sevilla se moviera, e tomaran preso al Alguacil, e quisieron matar al dicho Conde e a Don Alvar Pérez; e que después acá todas las ciudades estaban movidas para destruir los Judíos, e que les pedían por merced que quisiesen poner en ello algún remedio.

  • El Cid actuó unas veces por cuenta de Alfonso VI de Castilla y León, y otras por cuenta propia, según las circunstancias políticas de cada momento y su relación personal con el rey.

  • En efecto, tras la inestabilidad del Sexenio, la burguesía se había vuelto claramente conservadora y anhelaba el restablecimiento del orden, que identi fi caba con la restauración de la monarquía en el hijo de Isabel II, el príncipe Alfonso, como garante de una monarquía liberal, pero sin radicalismos.

  • Esta actitud propició una fuerte oposición nobiliaria que se organizó en torno a sus hermanastros, los hijos bastardos de Alfonso XI.

  • Estaba integrada por un numeroso grupo de escritores partidarios del realismo social, es decir, de la literatura y el arte como medio de denuncia de la realidad e instrumento de crítica social y política: novelistas como Rafael Sánchez Ferlosio, Carmen Martín Gaite, Ana María Matute, Juan Goytisolo, Luis Goytisolo, Luis Martín Santos o Juan Marsé; dramaturgos como Alfonso Sastre o Lauro Olmo; poetas como Carlos Barral, Jaime Gil de Biedma o José Agustín Goytisolo.

  • Este rey don Alfonso, en el comienzo de su reinado, firmó por tiempo cierto las posturas y la avenencia que el rey don Fernando su padre había hecho con el rey de Granada, y que le diesen las parias porque no se las dieron tan cumplidamente como las daban al rey don Fernando su padre.

  • Finalmente no hubo conciliación, sino ruptura de fi nitiva, y de Trento surgió también una reforma de la Iglesia católica en cuya orientación ideológica desempeñaron un gran papel algunos teólogos españoles, como los jesuitas Alfonso Salmerón y Diego Laínez o el dominico Melchor Cano.

  • La estabilización de la vida política y la consolidación de la vida civil El objetivo prioritario de Cánovas del Castillo con la restauración monárquica en la fi gura de Alfonso XII era la creación de un sistema político estable y basado en orden social.

  • Mucho tiempo después, en la primera mitad del siglo ix, una serie de prodigios celestes –de donde para algunos derivaría el nombre de Compostela: de campus stellae o ‘campo de la estrella’– señalaron a un ermitaño el emplazamiento de la tumba, y sobre ese lugar el entonces rey de Asturias, Alfonso II el Casto, ordenó la construcción de una iglesia.

  • Para ello, había redactado y hecho fi rmar al príncipe Alfonso el Mani fi esto de Sandhurst –por el nombre de la localidad inglesa donde estudiaba–, en el que exponía al pueblo español sus ideales religiosos y sus propósitos conciliadores.

  • Pero los monárquicos estaban divididos en diferentes grupos, según el candidato al que apoyaran –el príncipe Alfonso, Isabel II, Montpensier o, incluso, el pretendiente carlista–, por lo que Cánovas volcó sus esfuerzos en presentar al príncipe Alfonso como único candidato idóneo al trono, no solo para los monárquicos, sino también para el más amplio espectro político posible.

  • Poco tiempo después Alfonso V de Portugal invadió Castilla y reivindicó esta corona para Juana la Beltraneja, con la que se había comprometido en matrimonio.

  • Por último Alfonso X el Sabio, hijo y sucesor de Fernando III, culminó la conquista de Andalucía e incorporó de fi nitivamente el reino de Murcia.

  • Se trata del retablo mayor y dos sepulcros monumentales: el de Juan II e Isabel de Portugal, y el del Infante Alfonso, padres y hermano respectivamente de Isabel la Católica, que encargó las obras.

  • Varios fueron los candidatos barajados, desde miembros de las familias reales europeas hasta el propio hijo de la destituida Isabel II –el futuro Alfonso XII–; incluso se contempló la posibilidad de nombrar rey al general Espartero.