Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

47 oraciones y frases con alemania

Las oraciones con alemania que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar alemania en una frase. Se trata de ejemplos con alemania gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar alemania en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • A esta difusión contribuyó en gran medida el hecho de que algunos de sus máximos representantes, como Gropius o van der Rohe, huyeran de la Alemania nazi y se establecieran en Estados Unidos, aunque el más creativo de todos ellos, Le Corbusier, permaneció en Europa hasta el final de la guerra.

  • A este compromiso, aunque con matizaciones, se adhirieron después otros veinticinco países europeos (entre ellos Alemania, Italia y Portugal) y se creó el Comité de No Intervención, con sede en Londres, para veri fi car el cumplimiento de lo pactado.

  • Actualmente, en países como España, Alemania o Japón, las compa ñías de distribución eléctrica están obligadas por ley a comprar la energía inyectada a su red por las centrales fotovoltaicas.

  • Al formalismo de Kelsen se le planteó un problema histórico con el ascenso al poder de Hitler en Alemania a principios del siglo xx.

  • Alemania, especialmente a través del neokantismo.

  • Así, ciertas obras emblemáticas son básicas en sus respectivas culturas: pensemos en las obras de El Greco, Velázquez y Goya en la cultura pictórica española; en la música de Bach, Beethoven y Brahms en Alemania; o en los haikus o poemas breves y el teatro japonés tradicional en la cultura nipona.

  • Aunque el enfrentamiento bélico se produjo principalmente en tierras continentales, lo cierto es que los ingleses sufrieron el bloqueo naval de Alemania.

  • Busca esta información sobre ella: a ¿En qué región de Alemania está situada?

  • Carecía de una función específica, salvo la de representar a Alemania en la exposición y servir de sede para algunas ceremonias oficiales.

  • De hecho, es muy dudoso que el ejército sublevado hubiera podido hacerse con la victoria fi nal sin la decisiva ayuda de Alemania e Italia.

  • Derrotados los regímenes totalitarios de Alemania, Italia y Japón, el nuevo escenario internacional de la posguerra aparecía dividido en dos grandes bloques: el mundo capitalista, liderado por Estados Unidos como gran potencia; y el comunista, que la Unión Soviética había logrado extender a gran parte de Europa Oriental, y al que se unió también China, el país más poblado del mundo.

  • El Consorcio Internacional para la Secuenciación del Genoma Humano lo formaron veinte laboratorios o centros de secuenciación que desarrollaron el PGH en Alemania, Gran Bretaña, Francia, China, Japón y Estados Unidos.

  • El transporte, el comercio y las finanzas a Las principales concesiones se otorgaron a compañías extranjeras, que importaron el material ferroviario, por lo que la construcción de la red española no estimuló apenas la industria siderúrgica nacional, a diferencia de lo ocurrido en otros países (Gran Bretaña, Bélgica, Alemania).

  • En Alemania, el Estado totalitario adoptó la forma de Estado nacionalsocialista bajo la jefatura de Adolf Hitler.

  • En cambio, los simpatizantes de derechas se inclinaron hacia el bando de los imperios centrales (Alemania y Austria-Hungría), genuinos representantes de valores como el orden y la autoridad.

  • En el siglo xvi, el Renacimiento se expandió por el resto de Europa, principalmente, por Alemania, Flandes, Francia y España.

  • En ese nuevo ambiente ideológico, Carlos I se replegó hacia posiciones de defensa a ultranza de la ortodoxia católica y combatió a los protestantes en Alemania.

  • En este océano a España solo le quedaban los archipiélagos de las Marianas, las Carolinas y Palaos, que fueron vendidos poco después a Alemania.

  • España se ha constituido, detrás de Alemania, en una de las potencias mundiales en el aprovechamiento de la energía eólica para generar electricidad.

  • Esto habría supuesto para la República un cambio sustancial de la situación, ya que no se enfrentaría a enemigos nuevos –Italia y Alemania ya luchaban en España del lado de Franco–, y en cambio se atraería como aliados a las potencias antifascistas.

  • Fraktur de Alemania.

  • La Alemania nazi de Hitler ofreció la ayuda más determinante en el ámbito militar, con la participación directa de la Legión Cóndor (fuerza combinada de aviones, tanques y cañones antiaéreos), esencial para el desarrollo de la guerra y responsable del bombardeo de Guernica.

  • La flora propiamente mediterránea es casi inexistente en países como Inglaterra o Alemania y es muy restringida en Francia e Italia.

  • La Italia fascista de Mussolini proporcionó una ayuda vital, mayor incluso que la de Alemania en número de hombres y valor económico.

  • La República intentó, no obstante, que la Sociedad de Naciones interviniera contra Italia y Alemania por su participación directa en la contienda española.

  • Las ayudas a los sublevados Alemania, Italia y Portugal, países que mantenían regímenes fascistas o similares, apoyaron de forma directa a los militares sublevados y la ayuda de los dos primeros fue determinante para el desarrollo de la guerra desde el mismo comienzo del alzamiento militar, pues efectuaron el traslado de tropas desde Marruecos a la Península.

  • Las más afectadas, además de Ucrania, fueron Bielorusia, Georgia, Polonia, Suecia, Alemania, Austria y Hungría.

  • Los conflictos religiosos en el seno del Imperio Germánico Alemania había sido el principal escenario de la reforma protestante de Lutero, a la que se habían adherido numerosos príncipes para fortalecer su poder mediante la con fi scación de bienes a la Iglesia católica.

  • Los principales destinos fueron Francia, Alemania y Suiza.

  • Para Alemania, la guerra de los Treinta Años supuso la división interna y el empobrecimiento.

  • Para ello se siguió el ejemplo de países como Gran Bretaña, Bélgica, Francia o Alemania, cuyas redes ferroviarias estaban revolucionando los transportes y la economía en su conjunto, al facilitar los intercambios y potenciar la industria siderometalúrgica.

  • Pero con el tiempo fue empleado por los historiadores del arte para designar lo que consideraban el estilo arquitectónico genuinamente español de la primera mitad del siglo, ignorando que el exceso de decoración era característico también del primer Renacimiento en otros lugares de Europa, como Francia o Alemania.

  • Pero, consciente de los graves problemas y sinsabores que le había ocasionado la persecución del protestantismo en Alemania, decidió liberar a su heredero de esta fuente de conflictos, por lo que cedió a su hermano las posesiones de Austria y, con ellas, los derechos a aspirar a la corona imperial alemana.

  • Pero, consciente de los graves problemas y sinsabores que le había ocasionado la persecución de los protestantes en Alemania, decidió liberar a su hijo de este foco de con fl ictos cediendo a su hermano Fernando las posesiones de Austria y, con ellas, los derechos a aspirar a la corona imperial alemana.

  • Pese a no ser exactamente ordenadores de propósito general, durante la Segunda Guerra Mundial, en Bletchley Park, Inglaterra, unas máquinas permitían a los aliados descifrar mensajes de la Alemania nazi.

  • Por otra parte, desde que Hitler llegó al poder en Alemania, la propaganda nazi se extendió por tierras austriacas.

  • Prusia, patria de Kant, experimentó una gran prosperidad entre los Estados alemanes, lo que facilitó que a lo largo del siglo xix se anexionase los pequeños Estados que la rodeaban, hasta culminar la uni fi cación de Alemania.

  • Recibió diferentes nombres, según los países: Art Nouveau (Francia y Bélgica), Modern Style (Gran Bretaña), Jugendstil (Alemania), Sezession (Viena), Liberty (Italia), Modernismo (España).

  • Respecto a la fi nanciación de la guerra, el bando sublevado no disponía de reservas metálicas como los republicanos, pero recibió ayuda de los regímenes fascistas de Italia y Alemania .

  • Se ordenó sacerdote, y llegó a ser cardenal y legado papal en Alemania.

  • Se pretendía imitar el ejemplo de países como Gran Bretaña, Bélgica, Francia o Alemania, que habían conseguido revolucionar los transportes terrestres, algo muy necesario en España, dadas las di fi cultades que presentaba esta modalidad de transporte.

  • Si en Francia prevaleció el clasicismo de inspiración romana, en Alemania se impuso el neogriego, como en el Altes Museum, cuya fachada principal evoca una stoa recorrida por dieciocho columnas jónicas.

  • Sin embargo, el Comité fue del todo ine fi caz: Alemania, Italia y Portugal continuaron ayudando militarmente a los sublevados, en contra de los compromisos adquiridos; en cambio, las potencias democráticas negaron la asistencia necesaria al gobierno legítimo de la República, que al fi nal solo contó con la ayuda militar de la Unión Soviética, único país que, a la vista de la actuación de Alemania e Italia, decidió ignorar también los compromisos adquiridos de no intervención.

  • Sin embargo, el Romanticismo tuvo sus primeras manifestaciones en la literatura y el arte también en la segunda mitad del siglo, fundamentalmente en Inglaterra y Alemania.

  • Sin embargo, en otros países, como Inglaterra y Alemania, fue mayor el interés por la arquitectura griega ática que por la romana y se desarrolló un estilo neogriego, entre cuyos precedentes más significativos está la Puerta de Brandeburgo de Berlín, comentada en la unidad anterior.

  • Sin embargo, España tenía un serio inconveniente con el carbón, sobre todo si se compara su situación con la de países como Gran Bretaña, Bélgica, Alemania o, incluso, Francia: el carbón español era escaso, de mala calidad y caro .

  • Y otra más rectilínea, característica del mundo anglosajón (Gran Bretaña, Austria y Alemania), que enlaza con el racionalismo del siglo .