Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

11 oraciones y frases con ajeno

Las oraciones con ajeno que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar ajeno en una frase. Se trata de ejemplos con ajeno gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar ajeno en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • El dolor ajeno nos invita a dar gracias por lo que tenemos (pues, del mismo modo, podríamos no tenerlo) y a procurar consolar a quien lo sufre.

  • El gusto por la representación de elementos vegetales, ajeno a la tradición griega.

  • En segundo lugar, la justicia manda que nadie se apodere de lo ajeno ni sea desposeído de lo propio.

  • Estos acontecimientos condujeron a los pensadores racionalistas a buscar un «Dios fi losó fi co», al margen de la fe, que fuese ajeno a las disputas religiosas.

  • La justicia (diké) consiste «en hacer lo que corresponde a cada uno de modo adecuado» y en «que cada uno no se apodere de lo ajeno ni sea privado de lo propio».

  • Los doctores de la política y los facultativos de cabecera estudiarán, sin duda, el mal; discurrirán sobre sus orígenes, su clasificación y sus remedios; pero el más ajeno a la ciencia que preste alguna atención a asuntos públicos observa este singular estado de España: dondequiera que se ponga el tacto, no se encuentra el pulso.

  • No es cierto que nos movamos solo por egoísmo, puesto que también existe la simpatía, que nos induce a sentir agrado ante la felicidad de otros o dolor por el sufrimiento ajeno.

  • Pero el rasgo más peculiar de esta obra es que desprende un sentimiento de vaciedad e incomunicación, completamente ajeno al desinterés del Impresionismo por la transmisión de mensajes.

  • Pero una vez más el interés de los romanos por lo concreto y real generó un arte original en dos aspectos: El gusto por el paisaje y los motivos naturales, de tradición etrusca, pero ajeno al arte griego.

  • Platón no fue ajeno a estos intereses y destacó la importancia de educar a los ciudadanos con objeto de prepararlos para la actividad política.

  • Sus principios éticos insisten en hacer el bien y evitar la mentira, las acciones sexuales deshonestas, la frivolidad y el deseo de lo ajeno.