Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

21 oraciones y frases con admitir

Las oraciones con admitir que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar admitir en una frase. Se trata de ejemplos con admitir gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar admitir en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Por qué se ha de admitir que las moléculas de un gas son pequeñísimas y están muy separadas?

  • Al no admitir distinción entre alma intelectiva e intelecto, tampoco podía aceptar la diferenciación aristotélica y tomista entre entendimiento agente y paciente.

  • Así pues, dado que ni el movimiento de los astros ni el de la caída de los cuerpos se podían explicar como el movimiento de un cuerpo sobre un plano horizontal, los seguidores de Aristóteles se vieron obligados a admitir que cada uno de estos fenómenos obedecía a leyes diferentes.

  • Aunque propone un arjé plural, él cree que no basta con admitir los cuatro elementos de Empédocles.

  • Conoció de primera mano la teoría de las ideas, lo que lo condujo a admitir que en los cuerpos existen elementos que trascienden lo material.

  • Debemos admitir, por lo tanto, que, al variar el flujo magnético que atraviesa un circuito cerrado, se ha originado una fuerza electromotriz la cual, a causa de su origen, se denomina fem inducida .

  • En el ámbito de la teoría del conocimiento y de la ciencia, la fi losofía posterior adoptó posiciones diversas: Numerosos autores siguieron los planteamientos de Kant y de la Ilustración, al admitir que la razón y la ciencia contribuyen al progreso de la humanidad.

  • En primer lugar, cuando el insensato oye al creyente decir que Dios es un ser mayor que el cual nada se puede pensar, conoce el signifi cado de lo que está escuchando y, por eso, tiene que admitir que existe en su intelecto una idea sobre el ser máximamente perfecto.

  • La categoría de juegos del lenguaje obligaba a admitir diferentes usos del habla, cada uno de ellos, con sentido.

  • La libertad solo se puede admitir si se entiende como posesión de una voluntad fuerte e independiente de toda restricción moral.

  • La mentalidad de la burguesía conservadora estaba dispuesta a admitir el desnudo femenino en una representación mitológica o en una figura alegórica, pero lo consideraba inmoral e inaceptable en una escena contemporánea y banal, en la que aparecía la mujer con toda naturalidad sentada junto a dos hombres correctamente vestidos.

  • La regla primera y principal consiste en admitir como verdadero solo lo que es conocido evidentemente como tal; es decir, solo se han de aceptar aquellas ideas que nuestra mente posea con claridad y distinción.

  • La solución que adoptó el positivismo lógico fue admitir como signi fi cativas y con sentido las proposiciones de la física.

  • Los viajes a la Luna fueron hazañas tan impactantes que hay gente que todavía hoy se niega a admitir que realmente ocurrieron.

  • Pero todo ser necesario tiene la causa de su necesidad en otra causa y, como no es posible una serie in fi nita de seres necesarios que tengan su necesidad por otra causa, es preciso admitir la existencia de un Ser Necesario por sí mismo.

  • Por otra parte, es fácil advertir que las sociedades no deben admitir como acciones o normas aceptables conductas tales como el asesinato o la violación.

  • Por eso, el milagro no significa creer en algo irracional, sino admitir que Dios puede obrar más allá de los límites de nuestra capacidad o de las leyes de la naturaleza.

  • Por lo tanto, es necesario admitir una causa eficiente primera.

  • Si se hiciera, se tendría que admitir que en Dios hay pluralidad, lo cual no es posible, porque implicaría composición e imperfección.

  • Sin embargo, no todo el mundo está dispuesto a admitir la dimensión pública de la religiosidad.

  • Sin pruebas empíricas, Ellie ha de admitir que, como científica, está pidiendo un acto de fe a quienes la escuchan.