Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

78 oraciones y frases con actitudes

Las oraciones con actitudes que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar actitudes en una frase. Se trata de ejemplos con actitudes gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar actitudes en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Qué actitudes se pueden adoptar ante la exigencia de la cruz?

  • ¿Qué actitudes son las adecuadas?

  • «Dios era un estorbo incompatible con determinadas actitudes, era más sencillo eliminarlo.

  • «Una cultura de paz es un cuerpo creciente de valores, actitudes, comportamientos y estilos de vida compartidos, basados en la no violencia y el respeto de los derechos y libertades fundamentales, en la comprensión, la tolerancia y la solidaridad, en la coparticipación y la libre circulación de la información, así como en la plena participación y fortalecimiento de la mujer.

  • A tu juicio, ¿qué actitudes son necesarias para poder convivir pacíficamente en una s ociedad plural?

  • Actitudes y expresiones dramáticas.

  • Además de las ceremonias de culto, de las festividades y de una cierta organización interna, todas las religiones proponen a sus fieles unas actitudes éticas encaminadas a la felicidad y a una retribución más allá de la muerte.

  • Además, la técnica del trabajo de las figuras ilustra el alto grado de perfección alcanzado en el período clásico: sus actitudes son completamente naturales, los paños caen con soltura e insinúan unas correctas proporciones anatómicas, y el tratamiento de las superficies con acusados entrantes y salientes produce efectos de claroscuro, que dotan a la escena de efectismo y fuerza dramática.

  • Adoptó la actitud del psicólogo que examina las actitudes y vivencias de los demás.

  • Al proyecto inicial pertenecían los «Esclavos» (repartidos entre la Academia de Florencia y el Museo del Louvre de París), algunos sólo esbozados, que en la base del monumento simbolizarían la esclavitud y el tormento del pecado, de ahí sus actitudes y expresiones.

  • Asimismo, para poder adoptar actitudes hacia situaciones concretas, son convenientes unos conocimientos básicos de diversas materias por parte de los ciudadanos.

  • Comprender y respetar estas diferencias ayuda a la convivencia y evita actitudes discriminatorias.

  • Concretamente, hablaremos de las vías de circulación, donde las actitudes irresponsables pueden tener consecuencias trágicas.

  • Contamos con unas «instrucciones de uso», mediante los Mandamientos y unas actitudes de fondo (sobre todo, la primacía del amor hacia Dios y el prójimo), que nunca son una represión de la felicidad, sino que permiten al sujeto crecer como persona.

  • De todas estas circunstancias económicas, sociales y culturales derivó una nueva visión del mundo más optimista, que se tradujo en un paulatino cambio de actitudes: se recuperó el gusto por la vida y sus detalles agradables, frente al estricto rechazo de lo mundano característico del Románico; y se despertó un mayor interés por la naturaleza y el hombre, que empezaron a ser observados también como creaciones bellas de Dios, en concordancia con la nueva espiritualidad de los franciscanos.

  • De todos sus componentes el que mejor re fl eja ese espíritu angustiado y crítico del grupo fue Unamuno, cuyas opiniones y actitudes políticas, a menudo muy polémicas, tuvieron tanta resonancia como su labor literaria.

  • Desde un punto de vista formal, el pórtico presenta una serie de características que reflejan una nueva visión del arte más próxima al estilo gótico que al románico, como son el tratamiento naturalista de las figuras –en particular los apóstoles y profetas de las jambas–, con rasgos individualizados, recreación en los detalles, y gestos y actitudes más humanas (obsérvese, por ejemplo, la sonrisa del profeta Daniel).

  • El «columpio», cuyo título completo era «Los felices azares del columpio», es un fiel reflejo del gusto aristocrático por todo lo relativo a actitudes desenfadadas y amores prohibidos, en un ambiente de frivolidad que trataba de compensar los matrimonios impuestos y concertados por interés.

  • El cristiano que trata de imitar las actitudes profundas de Jesús, que reza cotidianamente, que ayuda a los demás, que se acerca a los sacramentos con frecuencia…, se va pareciendo cada vez más a él.

  • El cuadro presenta una embarcación a la izquierda y parejas de amantes en diferentes actitudes amorosas que se distribuyen por un paisaje idealizado y brumoso.

  • El motivo fundamental de su obra fue la figura humana, a la que representó en todas sus edades, desde la infancia a la vejez, y en todas las actitudes, desde las más serenas hasta las más dramáticas.

  • El movimiento acusado y las actitudes expresivas, por su vitalidad y fuerza.

  • El ser humano debe aceptar la relatividad de sus convicciones, y abrirse con tolerancia a las actitudes y opiniones de los demás.

  • En la escultura las fi guras se hicieron n s más naturales y humanizaron sus gestos y actitudes ( de León ) –véase imagen de la derecha–. .

  • En cambio, la humanización de las actitudes se aprecia mejor en la sonrisa del ángel y el gesto de humildad de la Virgen, del grupo de la Anunciación.

  • En cualquier caso, la aportación más interesante del Dadaísmo es el planteamiento revolucionario sobre el arte que subyace en sus obras y actitudes: ni la obra de arte se considera un objeto de culto, ni el artista un elegido dotado de cualidades especiales.

  • En el fondo, las actitudes que se proponen conducen a salir de uno mismo y fijar la mirada en los demás.

  • En su estilo resulta evidente la influencia italiana, tanto la sienesa de Duccio (figuras alargadas, de idealizada belleza, actitudes delicadas y expresiones dulces), como la florentina de Giotto (corporeidad de las figuras e interés por la representación espacial, paisajística o arquitectónica).

  • Es fundamental que nos fijemos en sus actitudes (ante el prójimo, ante los pobres, ante lo que lo que solemos llamar triunfo o éxito, ante las riquezas, etc.) y en sus palabras.

  • Establecer unos rasgos formales comunes a toda la pintura gótica resulta muy arriesgado, pero en general se pueden aplicar los señalados para la escultura (tendencia al naturalismo, humanización de gestos y actitudes, sentido narrativo), a los que habría que añadir, como específicos de la pintura, los siguientes: La búsqueda de volumen en objetos y figuras, dotándolas de corporeidad mediante la gradación tonal de los colores, a diferencia de las tintas planas del Románico.

  • Esto hace que la relación sea bastante anónima, sin apenas intercambio de palabras, pero que precisa de unas actitudes positivas de convivencia porque, a pesar de que no las conozcamos, son personas y merecen nuestro respeto, de la misma manera que nosotros merecemos el suyo.

  • Figuras con gestos y actitudes teatrales de gran expresividad.

  • Fomentar actitudes de solidaridad con los colectivos más desfavorecidos.

  • Hay un detalle que resulta al menos curioso: entre los borrachos de la derecha, tres están en fila y adoptan posiciones y actitudes habituales en la representación del tema de la adoración de los Reyes Magos, mientras otros dos nos miran de frente con picardía y cierto aire de complicidad cómica, según la práctica barroca de implicar al espectador en el asunto del cuadro.

  • Jesús y su Iglesia, por su expreso mandato, proponen actitudes y comportamientos con una finalidad específica: que cada hombre y cada mujer acomoden su vida al ideal que Dios ha proyectado para ellos.

  • La Corona, símbolo de la permanencia y unidad de la Patria, no puede tolerar en forma alguna acciones o actitudes de personas que pretenden interrumpir por la fuerza el proceso democrático que la Constitución votada por el pueblo español determinó en su día a través de referéndum.

  • La cultura es el conjunto de conocimientos, actitudes y signos, históricamente transmitidos de generación en generación, por medio de los cuales los hombres se comunican entre sí y organizan su vida en sociedad.

  • La escultura y la pintura reflejaron igualmente una visión de lo sagrado más complaciente y cercana, lejos de la solemnidad distante del Románico: la iconografía mostraba un renovado interés por escenas de la Virgen y de vidas de los Santos; y las imágenes se humanizaban, expresando sentimientos, gestos y actitudes más naturales, sin renunciar a la belleza.

  • La expresividad de los rostros y la naturalidad de los gestos y actitudes.

  • La Guerra Civil fue el resultado fi nal de una multiplicidad de factores (profundas desigualdades económicas y sociales, radicalización de actitudes ante la religión y el clero, violenta confrontación de ideologías opuestas, etc.), que interactuaron y se reforzaron entre sí, hasta provocar una profunda división en el seno de la sociedad española.

  • La huida de lo coti de vida y unas actitudes extravagantes y esteticistas.

  • La lucha contra la pobreza es un objetivo de los estados europeos; pero además de las medidas oficiales, son necesarias actitudes solidarias por parte de todos los ciudadanos y ciudadanas, personalmente o través de las instituciones.

  • La mentalidad habitual debería ser la de evitar aquellas actitudes que puedan molestar a otras personas.

  • La paz no está sólo amenazada por actitudes militaristas.

  • La paz que trae Jesús está estrechamente unida a la filiación divina: saberse hijo de Dios y tratar a los demás como a tales, son actitudes que llenan de paz a uno mismo y al mundo.

  • La serenidad y dignidad de las figuras son comunes a ambos frisos, ya que el arte de época augústea pretendía recrear la grandeza del clasicismo griego; no obstante, en el romano las actitudes son más naturales y realistas (obsérvese, en este sentido, la del niño que se agarra al general Agripa).

  • La variedad de actitudes de los retratados y su captación psicológica individual dotan al cuadro de una gran verosimilitud, que explica el éxito de la obra en su época.

  • La visión de los personajes es realista y, al contrario de lo habitual en los retratos regios, sin concesiones a la idealización, plasmando la psicología de cada uno de ellos a través de gestos y actitudes que muestran sin rodeos su verdadera naturaleza: soberbia y altanera la de la reina María Luisa, en el centro y como figura dominante; débil y bondadosa la del rey; taimada la del futuro Fernando VII, a la izquierda.

  • Las actitudes laicistas son las que prohibirían, por ejemplo, los crucifijos en las escuelas o la celebración pública de festividades de carácter religioso.

  • Las reacciones ante la muerte fueron diversas y contradictorias, desde los que adoptaban actitudes ascéticas, hasta los que se entregaban a todo tipo de excesos y placeres en un afán frenético de disfrutar de la brevedad de la vida.

  • Lo mismo ocurre con los gestos y actitudes: las manos manifiestan juramento y unión matrimonial; los pies descalzos (los zuecos de uno y otra aparecen en distintos lugares del dormitorio), que pisan suelo sagrado.

  • Los caciques locales se encargaban de que resultaran elegidos los candidatos de su circunscripción incluidos en el «encasillado», para lo cual recurrían a los más variados procedimientos: actitudes paternalistas y protectoras hacia los votantes; amenazas y extorsiones de todo tipo, como la de despedir del trabajo; y en caso necesario, el « pucherazo », que consistía en cambiar antes del recuento la urna verdadera por otra con los votos deseados, o en añadir votos falsos para inclinar el resultado a favor del candidato previsto.

  • Los alquinos pueden presentar isomerías de cadena y de posición del triple enlace.• Describe las actitudes de la madre, del padre y de Juan.

  • Los cristianos reclamaban el título de filósofos y amantes de la verdad: buscaban —lejos de actitudes fanáticas— dar razón de las cosas que creían.

  • Los datos estadísticos no revelan actitudes de violencia contra personas por razón de su etnia (racismo) o por el hecho de ser extranjeros (xenofobia).

  • Los gestos y actitudes se humanizaron y ganaron en expresividad, incluso los de los personajes sagrados.

  • Los gestos y actitudes son teatrales y de gran expresividad.

  • No siempre gestionamos bien esta diversidad y surgen situaciones de injusticia y discriminación hacia algunas personas o colectivos a causa de su origen, sexo, nivel económico o social, creencias, etc. Analizaremos estas realidades y propondremos actitudes basadas en el respeto y encaminadas a construir una sociedad realmente abierta a todo el mundo.

  • Penetra y modifi ca también las actitudes sociales.

  • Pero la verdadera originalidad de Praxíteles reside en que sus personajes, frecuentemente dioses, expresan verdaderas emociones, con una suave sonrisa y una gracia juvenil, a menudo en actitudes relajadas y sensuales.

  • Pero donde se aprecia una notable mejora del estilo de Velázquez es en la agrupación de los personajes, que en esta obra se relacionan entre sí con naturalidad y soltura, dejando atrás definitivamente la incomunicación y las actitudes forzadas de algunas de las pinturas más significativas de su etapa inicial, como «El aguador de Sevilla» o «La Vieja friendo huevos».

  • Por ese motivo, hay actitudes en la red, cada vez más comunes, que son delitos tipificados según la legislación vigente: la suplantación virtual de identidad ( phising ) o el ciberacoso en diversas variantes, de van desde las ofensas y los insultos a las calumnias y el chantaje.

  • Por eso, una de las principales actitudes cristianas es la conversión: el pecador reconoce con dolor su ofensa a Dios.

  • Por lo demás, los protagonistas siguen siendo seres anónimos: los fusilados, tipos humanos con diversas actitudes ante la muerte; y el pelotón de fusilamiento, simple maquinaria de matar sin rasgos individuales.

  • Por otra parte, las figuras presentan actitudes forzadas y se relacionan entre sí de forma poco convincente, sin intercambiarse miradas.

  • Puede definirse, por lo tanto, la cultura como el conjunto de conocimientos, actitudes, artefactos y símbolos, históricamente transmitido de generación en generación, por medio de los cuales los hombres se comunican entre sí y organizan su vida en sociedad.

  • Quienes alimentan estas afirmaciones favorecen las actitudes abiertamente racistas que ponen en peligro la paz y la cohesión social, porque siempre hay personas que se dejan arrastrar por prejuicios racistas y xenófobos.

  • Se fueron imponiendo nuevos gustos, modas y costumbres procedentes de Europa, cuya in fl uencia se introdujo en España principalmente a través de dos vías : a El creciente número de turistas que llegaba a nuestro país, en especial a las zonas costeras, en las que el régimen consentía actitudes y prácticas que eran normales en Europa, pero que contrastaban con la moral conservadora de la España o fi cial.

  • Se impuso así la moda de los retratos en actitudes y ambientes familiares, los cuadros de escenas mitológicas de amores entre dioses o héroes, o las fiestas galantes, género que surgió en Francia y tuvo un extraordinario éxito y magníficos cultivadores.

  • Se trata, en primer lugar, de cambiar nuestras actitudes y de comenzar a vivir de cara a los demás.

  • Señala los sentimientos y actitudes cívicas que has vivido personalmente durante la experiencia.

  • Si se producen las condiciones adecuadas para un final dialogado de la violencia, fundamentadas en una clara voluntad de poner fin a la misma y en actitudes inequívocas que puedan conducir a esa convicción, apoyamos procesos de diálogo entre los poderes competentes del Estado y quienes decidan abandonar la violencia, respetando en todo momento el principio democrático irrenunciable de que las cuestiones políticas deben resolverse únicamente a través de los representantes legítimos de la voluntad popular.

  • Sin embargo, desde mediados del siglo xii, se aprecia un cambio de sensibilidad que anunciaba la nueva visión del arte gótico: frente a la simplicidad del románico, algunas fi guras muestran una mayor naturalidad y detalle, con actitudes más humanas y formas más correctas y proporcionadas.

  • Su espiritualidad mostraba —y sigue mostrando— una serie de actitudes esenciales que debe vivir un cristiano: la rectitud de vida, el desprendimiento de los bienes materiales, la intensa vida de oración y la necesidad de dedicar un tiempo a la contemplación.

  • Su famosa y enigmática sonrisa rompe con la tradición anterior del retrato, de rostros y actitudes serias, y ha generado ríos de tinta sobre su posible significado.

  • Su función es va-lorar las diversas actitudes y argumentos de los personajes, y preguntarse: ¿cómo actua-ría yo en esa situación si fuese cada uno de los personajes? para comentarla después.

  • Técnicamente, esta obra presenta aún rasgos de su etapa sevillana, como los colores terrosos, el dibujo detallado, o el contraste de luces y sombras, aunque ya se ha abandonado el tenebrismo inicial; pero la composición refleja la influencia del clasicismo italiano, destacando en este sentido la figura de Apolo y el cíclope de espaldas, que con sus actitudes estáticas y relajadas recuerdan a los héroes de la estatuaria antigua, en contraposición a la vulgaridad de las otras figuras.

  • Un role-playing es la dramatización de una situación posible con unos personajes que desarrollan determinadas actitudes.