Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

20 oraciones y frases con acentuado

Las oraciones con acentuado que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar acentuado en una frase. Se trata de ejemplos con acentuado gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar acentuado en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Destacó en especial la escuela de Valladolid (segundo tercio del siglo xvi ) con dos grandes artistas, Alonso Berruguete y Juan de Juni, autores de fi guras y grupos de acentuado realismo y expresividad.

  • El empleo del acentuado claroscuro permite además resaltar a unas sobre otras y crear una atmósfera envolvente y misteriosa.

  • El estilo de todas estas obras, independientemente del material empleado, es muy recargado y efectista, como corresponde al Gótico tardío, y con un acentuado interés por el detalle minucioso propio del arte flamenco.

  • El héroe bíblico es tratado aquí como un adolescente de belleza andrógina con un acentuado contrapposto que nos remite a la Antigüedad clásica.

  • El protagonismo de la Iglesia, unido al fervor cristiano que impregnó a toda la sociedad española en esta época de crisis, se reflejó en un predominio absoluto de los temas religiosos en pintura y escultura, tratados con acentuado realismo para fomentar la devoción popular.

  • Es sin duda una de las mejores obras de Gregorio Fernández y reúne las características esenciales de su estilo: acentuado realismo, emotiva expresividad, patetismo e insistencia en los detalles que reflejan el sufrimiento físico (llagas, magulladuras y heridas sangrantes, de fuerte impacto visual por la policromía), y rigidez de los pliegues, acartonados y cortantes, cuyos contrastes lumínicos acentúan el dramatismo de la escena.

  • Es una construcción de acentuado sentido ascensional, que combina macizos y vanos con una decoración de gran plasticidad.

  • Fue una síntesis entre el estilo lineal de origen francés y el naturalismo italiano –más en su elegante versión sienesa que en la florentina–, con un acentuado carácter cortesano que se aprecia en el gusto por los detalles y en su exquisito refinamiento.

  • La cubierta, de curvatura irregular y en acentuado saledizo, se eleva hacia el cielo como la punta de una flecha.

  • La influencia del naturalismo caravaggista se refleja tanto en el tema como en la técnica: protagonismo de personajes tomados de ambientes humildes, escena de la vida cotidiana, iluminación de acentuado tenebrismo, dibujo muy preciso y minucioso que refleja a la perfección las calidades de cada objeto (obsérvese el detalle de la copa o del cántaro, con las gotas que resbalan por él), y colores oscuros y terrosos de factura lisa.

  • La obra es para el artista un medio de expresión de sus sentimientos, generalmente con una visión pesimista, a la que a veces acompaña un acentuado afán crítico.

  • Praxíteles aplica a la figura de Hermes su característico y acentuado contrapposto, conocido como «curva praxiteliana».

  • Remate superior con cornisa en voladizo muy acentuado.

  • Representación de la luz El tratamiento de la luz presenta un acentuado contraste entre luces y sombras, pero sin llegar a los extremos del tenebrismo.

  • Se exigió un acentuado realismo en las imágenes para fomentar la devoción popular.

  • Son figuras robustas y voluminosas, de gran fuerza expresiva y acentuado realismo, hasta el punto de que parecen auténticos retratos, cada uno con sus rasgos individuales bien caracterizados.

  • Su obra, muy in fl uida por el pintor italiano Caravaggio, se caracterizó por un acentuado naturalismo, con la utilización de modelos vulgares, como en San Andrés, el Martirio de San Felipe o el Sueño de Jacob (todas ellas en el Museo del Prado de Madrid).

  • Sus recursos formales son los propios del naturalismo caravaggiesco: acentuado realismo, dibujo preciso, iluminación tenebrista y colores cálidos.

  • Todo ello con un acentuado dramatismo, reforzado por el manto de la noche y la intensa luz del farol dirigida hacia la figura desafiante que va a ser ejecutada.

  • Y un tercer rasgo fue el resurgimiento del protagonismo de los militares, favorecido por el acentuado espíritu castrense del monarca, que tendía a favorecer al ejército siempre que había un con fl icto entre este y el poder civil.