Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

9 oraciones y frases con acababa

Las oraciones con acababa que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar acababa en una frase. Se trata de ejemplos con acababa gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar acababa en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Así acababa la República y se establecía el Imperio.

  • Concluí el foro Julio y la Basílica entre el templo de los Cástores y el templo de Saturno, obras comenzadas y casi acabadas por mi padre, y cuando esta fue destruida por un incendio comencé a reconstruirla en una superficie más ancha dedicándola a mis hijos y ordené que, si no la acababa estando yo aún vivo, fuera concluida por mis herederos.

  • El otro motivo de estudio de este fenómeno se encontraba en las explosiones que a menudo se producían en las máquinas de vapor del siglo, sobre todo cuando se acababa el agua de la caldera y quedaban muchas gotas adheridas en el fondo.

  • La sexta hora del día ( hora sexta ) acababa a las doce del día, y la sexta de la noche, a medianoche.

  • Me podría enorgullecer de no haberme lamentado y de no haber gritado en medio de tantos peligros, pero me consolaba la idea de que todo y todo el mundo se acababa conmigo.

  • Pero el efecto bene fi cioso de la en fi teusis no acababa solo en el campo, sino que repercutía también en la producción industrial y en el comercio.

  • Pero en todas estas manifestaciones, aunque el tema quedara reducido a su mínima expresión o careciera por completo de interés en sí mismo para sus autores, no acababa de desaparecer por completo del cuadro, en el que siempre se podían reconocer elementos figurativos.

  • Sin embargo, para Roma el esfuerzo merecía la pena, ya que la conquista de estos pueblos acababa con la amenaza que representaban para los pueblos más civilizados del sur y levante, y además facilitaba el acceso a los recursos metalíferos del noroeste peninsular.

  • Zeus le ordenó que se los devolviera, pero Apolo se los dio a cambio de una lira que Hermes acababa de fabricar con la coraza de una tortuga y los intestinos de un buey.