Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

14 oraciones y frases con añadimos

Las oraciones con añadimos que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar añadimos en una frase. Se trata de ejemplos con añadimos gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar añadimos en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Añadimos un poco de azúcar y mezclamos.

  • Añadimos una pequeña cantidad de cinc, dividido finamente, sobre ácido sulfúrico contenido en un vaso de precipitados o en un tubo de ensayo.

  • Así pues, de acuerdo con la lógica presentada en el apartado anterior, tiene que haber un p verdadero y un p falso; es decir, un número de pelos tal que alguien con esa cantidad de pelos es calvo y que, si le añadimos un pelo, ¡deja de ser calvo!

  • B. Cuando añadimos agua y agitamos, las partículas de arcilla no se disuelven y quedan suspendidas o dispersas en el agua, cosa que da lugar a un líquido turbio.

  • B. Cuando añadimos agua y lo agitamos, las partículas de arcilla no se disuelven y quedan suspendidas o dispersas en el agua, hecho que da lugar a un líquido turbio.

  • Cuando a una solución que contiene iones Ba le añadimos sulfato de sodio, precipita el sulfato de bario, sal de color blanco.

  • En casos repetidos, añadimos la idea de conexión necesaria entre ambos objetos, de modo que adquirimos la convicción de que hay un poder en el primero, al que llamamos causa, que trae consigo necesariamente determinada consecuencia, que es el efecto .

  • En uno de los tubos añadimos un poco de azúcar; en el otro, una pizca de sal, y los agitamos.

  • En uno de los tubos añadimos un poco de azúcar, en el otro, un poco de sal y, después, los agitamos.

  • La desventaja es que añadimos peso al robot, ocupa espacio y consume recursos.

  • La paradoja del hombre calvo Imaginemos que el señor García no tiene un solo pelo en la cabeza; es evidente, entonces, que es calvo y si le añadimos un pelo en el centro de la cabeza, no dejará de ser calvo.

  • Parte de esta sal que añadimos se obtiene del agua del mar, en las salinas, como la de Ibiza, en las islas Baleares.

  • Si a una solución concentrada de glucosa en agua añadimos agua, ¿cambia la masa total de soluto?

  • Si en un vaso de agua añadimos, uno tras otro, pequeños cristales de sulfato de cobre (II) hidratado, agitando al mismo tiempo, podremos observar que el líquido adquiere una coloración azul cada vez más intensa.