Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

7 oraciones y frases con añadida

Las oraciones con añadida que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar añadida en una frase. Se trata de ejemplos con añadida gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar añadida en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Además, la demanda de esos biocombustibles ocasiona necesidades de cultivo que provocan una deforestación añadida, con la consiguiente pérdida de biodiversidad.

  • Calcula la masa añadida y la tensión del hilo durante el movimiento acelerado.

  • El núcleo central o espacio interior del templo, que podía tener hasta tres estancias: la naos –o cella, como la denominaban los romanos–, sala principal que albergaba la estatua del dios; el pronaos, pórtico que la precedía; y el opistodomos, sala añadida al otro lado de la naos para dar un carácter simétrico al edificio y utilizado en ocasiones para guardar el tesoro o los objetos de culto.

  • El transporte, el comercio y las finanzas Es indiscutible que España se encontraba en clara desventaja respecto a otros países de Europa en cuanto a las condiciones de transporte, pues las peculiaridades de la geografía peninsular supusieron una di fi cultad añadida para su desarrollo económico.

  • En cambio, un amplio sector de la oposición, mayoritariamente republicana, recelaba de lo contrario y veía en él la reposición de la desacreditada monarquía, con la agravante añadida de venir impuesta por Franco.

  • La Cruz de Santiago de su indumentaria fue añadida después, tras ser admitido en dicha Orden, para lo cual el propio rey tuvo que conseguir una bula del Papa, ya que los caballeros de Santiago se oponían al ingreso de alguien que se había envilecido con el trabajo manual al haber pintado obras por encargo a cambio de dinero.

  • Pero la medida de mayor trascendencia fue la supresión del impuesto de consumos, impopular tributo sobre determinados artículos, algunos de primera necesidad, que suponía una carga añadida a la precaria situación económica de las clases trabajadoras.