Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

36 oraciones y frases con órbitas

Las oraciones con órbitas que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar órbitas en una frase. Se trata de ejemplos con órbitas gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar órbitas en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Se modificarían las órbitas de los satélites que giran alrededor de la Tierra?

  • A este tipo de órbitas se les llama geoestacionarias.

  • A pesar de su diversidad, las órbitas de los planetas y de sus satélites tienen algo en común: todas son elipses.

  • Además, defendió que las órbitas eran circunferencias.

  • Al aceptar órbitas elípticas, Kepler consiguió dar razón de los movimientos aparentes de Marte; estos, con órbitas circulares, nunca se habían explicado adecuadamente.

  • Así como la teoría de Böhr establece que los electrones se mueven en órbitas, en el modelo de la nube de carga, los electrones ocupan orbitales .

  • Bohr propuso lo siguiente: Los electrones solo pueden girar en unas órbitas concretas alrededor del núcleo y lo hacen sin emitir radiación, contradiciendo las ideas electromagnéticas clásicas.

  • Copérnico En su obra Sobre las revoluciones de los orbes celestes, Copérnico se propuso lograr una explicación más simple del movimiento del universo, ya que la antigua teoría ptolemaica se veía obligada a multiplicar el número de órbitas de los planetas para dar cuenta de hechos que parecían contradecir el geocentrismo.

  • El estudio de las órbitas condujo a Newton al conocimiento de las propiedades de esta fuerza, cuya naturaleza sigue siendo objeto de investigación en nuestros días.

  • El radio que une el centro de cada planeta con el centro del Sol barre áreas iguales en tiempos iguales; esto signi fi ca que la velocidad de los planetas al recorrer sus órbitas no es constante.

  • El resultado de su trabajo quedó enunciado en las tres leyes siguientes: Primera ley de Kepler Las órbitas de los planetas son elipses, uno de cuyos focos está situado en el centro del Sol.

  • En órbitas tan bajas, el roce con los gases de la atmosfera hará que su duración en funcionamiento sea de solo algunos días.

  • En otros aspectos siguió manteniendo el sistema ptolemaico, como en lo relativo a las órbitas circulares de los planetas.

  • En cuanto a la dinámica, la astronomía antigua señalaba que todo movimiento procede de un Primer Motor, que mueve la esfera de las estrellas fi jas; este movimiento se transmitiría, a continuación, a las esferas en las que se inscriben las órbitas circulares de todos los cuerpos celestes, hasta llegar a la Tierra, donde no habría movimiento.

  • En él, todos los astros son esféricos y sus órbitas son circulares, ya que se trata de fi guras que representan la perfección; este mundo supralunar está formado por un solo elemento, el éter.

  • En las órbitas alrededor del Sol esas posiciones se denominan afelio y perihelio .

  • En órbitas elípticas la posición de máxima distancia de un satálite a la Tierra se llama apogeo y la de mínima distancia, perigeo.

  • Envían información de control a los saté lites para vigilar las órbitas y realizar el mantenimiento de toda la constelación.

  • Estableció que las órbitas de los planetas son elipses, con el Sol en uno de sus focos, y que cuando el planeta está más cerca del astro rey, su velocidad aumenta.

  • Esto permitió dar cuenta de unos objetos celestes cuyas órbitas atravesaban todo el sistema solar: los cometas.

  • Haz un dibujo de la Tierra con las órbitas de estos satélites repartidas según los datos del enunciado.

  • La teoría de Böhr sobre el átomo de hidrógeno se basa en los siguientes postulados: • El electrón, partícula eléctricamente negativa, se mueve en torno al núcleo positivo en ciertas capas u órbitas circulares denominadas niveles energéticos principales o niveles cuánticos principales .

  • Las órbitas de la mayoría de los planetas del sistema solar tienen una excentricidad pequeña; son casi circunferencias.

  • Las órbitas de los planetas son elipses con un foco situado en el centro del Sol.

  • Ley de órbitas.

  • Los pitagóricos sostenían, además, la creencia de que los cuerpos celestes —que son casi divinos— describen órbitas circulares y se mueven con una velocidad uniforme, características que, por su perfección, corresponden a seres de tal dignidad.

  • Los planetas recorren órbitas elípticas con el Sol en uno de sus focos; no son órbitas circulares, como se había mantenido hasta entonces.

  • No obstante, admitía que las órbitas de los astros tendrían que ser circulares y que, si no lo eran, se debía a la imperfección introducida por la materia.

  • Para dar razón de estas excepciones, se recurrió a multiplicar y complicar las órbitas circulares.

  • Pensó que este astro permanecía inmóvil en el centro del universo y que, alrededor suyo, giraban los planetas en órbitas circulares.

  • Pero, entonces, ¿qué sostiene a los planetas en sus órbitas, evitando que salgan despedidos por el espacio?

  • Por ejemplo, en la actualidad las órbitas de los electrones ya no se consideran rígidas y perfectamente definidas.

  • Se dice que sus órbitas son heliosíncronas porque el plano está sincronizado con el sol, es decir, la dirección hacia el sol forma un ángulo constante con el plano orbital.

  • Se ha señalado esa parte de sus órbitas rellenándola de color amarillo.

  • Se supone que describen órbitas alrededor del núcleo.

  • Su respuesta fue la fuerza motriz del Sol, que actúa como un gigantesco imán, manteniendo a los planetas en sus posiciones y moviéndolos por sus órbitas.