Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

24 oraciones y frases con árabe

Las oraciones con árabe que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar árabe en una frase. Se trata de ejemplos con árabe gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar árabe en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Qué aportaciones de la conquista árabe llevaron a la mejora del desarrollo rural?

  • A través de traducciones del árabe, llegaron a Occidente las obras de Aristóteles.

  • Busca en una enci clopedia (en papel o en formato digital) un pensador árabe de los siglos o que se inspirara en las doctrinas de Aristóteles.

  • Con el nuevo califa, Abul-Abbas, se inició una nueva dinastía (la de los Abbasíes ), que trasladó la capital del califato a Bagdad y sustituyó la primacía árabe por la persa en la cabeza del poder islámico.

  • Con objeto de contrarrestar el mundo de las esencias del aristotelismo árabe y, así, salvar la omnipotencia divina, Ockham concibió un mundo absolutamente contingente en el que no cabía un conocimiento de verdades universales y absolutas.

  • Ejemplos de esa variante son los alfabetos árabe y hebreo.

  • El puente cultural entre el mundo islámico y la cristiandad fueron los centros de traducción del árabe que surgieron de forma espontánea en diferentes ciudades, especialmente en Italia y en la península Ibérica.

  • El arte mozárabe introdujo en edi fi cios de culto cristiano algunos elementos propios del arte islámico, como el arco de herradura de tipo árabe.

  • El conjunto de símbolos del sistema de numeración decimal es una herencia árabe.

  • El pensamiento cristiano que estaba in fl uido por el aristotelismo árabe parecía poner en peligro la fe en la omnipotencia y la libertad de Dios.

  • El proce- dimiento más común consistía en traducir las obras del árabe al castellano (normalmente lo hacía un judío conocedor de ambas lenguas) y después un clérigo las traducía del castellano al latín.

  • En definitiva, el palacio islámico pretende ser una imagen del paraíso, que un pueblo originario del desierto, como el árabe, identifica con un exuberante oasis, donde arquitectura, agua y vegetación se funden para deleite de los sentidos.

  • En el siglo xii, tras la reconquista del valle del Ebro y el Reino de Toledo, zonas densamente pobladas de musulmanes, la actividad traductora fue intensa en ciudades como Tudela (Navarra), Tarazona (Zaragoza), Zaragoza, Barcelona y, sobre todo, Toledo, donde el arzobispo Raimundo dio un gran impulso a las traducciones del árabe al facilitar a los estudiosos el acceso a los ricos fondos bibliográ fi cos de la ciudad.

  • En poco más de un siglo, el pueblo árabe, bajo la bandera del Islam, conquistó un gran imperio que se extendía por el sur del Mediterráneo desde la península Ibérica hasta la India.

  • Este monarca alentó además la utilización de las lenguas vulgares, como el gallego y sobre todo el castellano, al cual se tradujeron del árabe numerosas obras cientí fi cas, fi losó fi cas y literarias.

  • Invasión árabe del norte de África y de España.

  • La palabra albaricoque es de origen árabe.

  • Las obras de Aristóteles y de los fi lósofos árabes se tradujeron del árabe al latín entre los siglos xii y xiii .

  • Los arcos también son de herradura de tipo árabe.

  • Mayor interés por el interior que por el exterior del edificio, por varias razones: la influencia de la tradición romana y bizantina; la propia tradición del pueblo árabe, originario de una región cuyo clima extremo obliga a refugiarse en interiores confortables aislados del exterior; la naturaleza intimista e individual de la religión islámica, que propicia el desarrollo de la vida en el ambiente privado de las casas; y el rechazo, por el carácter igualitario del Islam, de la ostentación pública de lujo y riquezas, que se reservan para los interiores de los edificios mientras al exterior presentan fachadas de muros desnudos, especialmente en casas y palacios.

  • Relación con el entorno Esta mezquita, cuyo verdadero nombre se ignora, estaba situada en un barrio residencial de gente adinerada e influyente, junto a la denominada Puerta del Mayordomo (Bab al Mardum, en árabe, de ahí que se la conozca por este nombre).

  • Sin embargo, a partir de los siglos xi y xii, se recuperaron sus aportaciones a través del mundo árabe, las cuales han perdurado hasta nuestros días.

  • Su nombre deriva del árabe y significa «desierto».

  • Su rivalidad con la aristocracia árabe fue motivo frecuente de tensiones y con fl ictos.