Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

12 oraciones y frases con ágora

Las oraciones con ágora que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar ágora en una frase. Se trata de ejemplos con ágora gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar ágora en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • El ágora de la antigua Grecia, emplazamiento en el que se discutía sobre los asuntos de la polis, fue el lugar en el que los padres de la fi losofía dieron forma a su pensamiento, contrastándolo con las objeciones de discípulos y colegas.

  • El ágora era el centro cultural y político de las ciudades griegas.

  • El foro –en el cruce del cardus y el decumanus maximu s–, que en la ciudad romana era el equivalente al ágora griega.

  • En el ágora había una serie de edificios característicos: templos; bouleterion, sala cubierta donde se reunían los miembros del consejo o boulé ; pritaneion, lugar de reunión de los doce miembros de la comisión del gobierno de la ciudad; estrategeion, lugar de reunión de los estrategos o generales del ejército; heliea, lugar de reunión de los tribunales de justicia; stoa, galerías porticadas que se dedicaban al ocio, al comercio, a la conversación…; y otros edificios, como bibliotecas, baños públicos ( balaneia ), prisión, metroon (archivo público).

  • En el nordeste del ágora de Atenas, se encontraba el de Hefesto.

  • En la Grecia clásica la ciudad se edifica en torno al ágora (la plaza pública donde se debaten los problemas de interés general) y de los edificios públicos.

  • Entre los edificios y lugares públicos más representativos de la ciudad griega habría que citar los siguientes: templos, teatros, gimnasios, estadios, el bouleuterion y el ágora, gran espacio abierto rodeado a veces de pórticos o stoas y utilizado como lugar de reunión y de mercado.

  • Las estoas eran espacios porticados, con columnas y muros laterales; a menudo se encontraban en el ágora.

  • Los que tenían tiempo libre podían escoger entre frecuentar los gimnasios y las palestras; pasear por las tiendas y por el ágora, la plaza pública en la que actuaban magos, malabaristas y todo tipo de artistas de calle; ir al barbero a arreglarse el cabello, la barba y las uñas de manos y pies, mientras charlaban y se informaban de noticias y rumores, o practicar juegos de azar, como el de los dados, a los que los griegos eran muy aficionados.

  • Reconstrucción del Ágora de Atenas.

  • Se puede encontrar en el ágora, en la acrópolis, en el campo o en una montaña.

  • Templo de Zeus, en el ágora.